Tomás Melero, director de Transporte Urbano e Interurbano de Indra

"España tiene tecnología y experiencia de sobra para continuar siendo punta de lanza del transporte"

Tomas melero

Hace apenas un mes, Indra se sumaba a la principal asociación global del transporte público, la UITP (Unión Internacional de Transporte Público), con el objetivo de contribuir con su capacidad tecnológica y su experiencia en el sector a mejorar la movilidad urbana e interurbana. El acuerdo sella algunos pasos clave, como la participación de la empresa en los estudios y análisis que realiza la UITP y su presencia en las jornadas de debate y eventos que organiza. Tras incorporarse a finales del año pasado a la compañía como director de Transporte Urbano e Interurbano, Tomás Melero encabeza esta nueva aventura para seguir posicionando a Indra como referente internacional en tecnología inteligente para el transporte.

“La participación de Indra en dichos grupos de trabajo y en la asociación en general se irá concretando en los próximos meses, pero sin duda aportaremos un valor diferencial”, anticipa. Consolidado como uno de los referentes en tecnología inteligente para el transporte en más de 50 países, Indra afronta el reto de impulsar y saber aprovechar todo el potencial que supone la digitalización del transporte, donde su involucración con la UITP “permitirá estrechar la relación con la industria y con las principales autoridades de transporte público y operadores de todo el mundo”.

¿Cuál es el papel concreto de INDRA en el acuerdo?
Indra tiene una experiencia única en Transportes, con referencia en algunos de los proyectos más avanzados a escala mundial. Nuestra tecnología y experiencia en todos los medios de transporte facilitan el avance hacia una gestión más integrada y multimodal, un aspecto fundamental para mejorar la movilidad urbana e interurbana, que es el objetivo principal de la UITP.

¿Qué soluciones va a aportar la compañía?
Más que de aportar soluciones tecnológicas concretas, se trata de estar más cerca del resto de socios que, en muchos casos son nuestros clientes actuales o potenciales; de compartir las tendencias y los foros de debate; de aportar el conocimiento del sector del transporte y de cómo la tecnología puede ayudar a hacerlo más inteligente, eficaz, seguro, sostenible y atractivo para los ciudadanos.

Los responsables de Indra y la UITP sellan el acuerdo. De izquierda a derecha, Tomás Melero, director de Transporte Urbano e Interurbano de Indra; Berta Barrero, responsable del mercado de Transporte de Indra; Pere Calvet, presidente de la UITP y Mohamed Mezghar, secretario general de la UITP.

La digitalización ha venido para quedarse en el sector del transporte. ¿Qué pasos están dando al respecto?
Aportamos unas capacidades únicas para impulsar y saber aprovechar todo el potencial que supone la digitalización del transporte. Queremos avanzar de la mano del resto de stakeholders hacia las nuevas soluciones de movilidad desde la sólida base actual de Indra, que cuenta con una amplia oferta en la que destacan las áreas de sistemas de control de tráfico y operación de transportes, sistemas de recaudo, sistemas de planificación y control, comunicaciones y redes de transporte, sistemas de información y ayuda a la explotación en todos los modos de transporte, así como seguridad y protección.

¿Qué momento vive España en materia de movilidad y transporte?
España es uno de los países de referencia a nivel mundial gracias a las infraestructuras de vanguardia que se desplegaron en las décadas de mayor bonanza económica. El nivel tecnológico de estas infraestructuras es muy bueno gracias a la apuesta por soluciones ambiciosas e innovadoras de los clientes tanto públicos como privados: desde las empresas de transporte público, el ministerio de Fomento o el Ministerio del Interior a través de la DGT, hasta las empresas constructoras, concesionarias y operadoras. Sistemas desarrollados para clientes españoles se han convertido en referencia a nivel mundial y se están implantando en algunos de los proyectos más emblemáticos de todo el mundo.

¿Y en cuanto a inversión?
Es fundamental que no se estanquen. La innovación debe seguir aplicándose constantemente para seguir a la vanguardia. Vivimos un momento en el que las tecnologías digitales están irrumpiendo en todos los sectores y el transporte no debería quedarse parado, sumando a los avances en los sistemas críticos y tecnologías propias del sector todas las ventajas que el IoT (Internet de las Cosas), el cloud, el Big Data o la inteligencia artificial pueden aportar.

¿Cuáles podrían ser esas ventajas?
Darán un nuevo impulso al sector: la posibilidad de subir las soluciones a la nube, el análisis y modelado de datos para obtener conocimiento del entorno, mejorar la toma de decisiones y el servicio prestado al ciudadano mediante el big data, la disponibilidad de los datos de la Administración en abierto con el Open Data, los servicios cooperativos, que permiten la comunicación entre vehículo e infraestructura, facilitar la llegada a las carreteras de los vehículos autónomos…

¿Cómo ve la movilidad del futuro?
En el ámbito urbano y metropolitano, las soluciones de movilidad se encuentran en plena ebullición, buscando nuevos modelos de negocio como el MaaS (Mobility as a Service) o restringiendo el uso del vehículo privado mediante la promoción de modos de transporte alternativos. Toda la nueva movilidad es plenamente consciente de que apoyarse en las nuevas tecnologías es factor clave del éxito. Indra está apostando de manera decidida por las aplicaciones ligadas a los nuevos medios de pago y la gestión del cliente basado en cuentas, para poder avanzar hacia una movilidad sin interferencias para el usuario (seamless mobility), así como en la smart mobility y las soluciones destinadas a potenciar la intermodalidad entre los diferentes medios de transporte, que ya son una realidad y avanzan también de forma imparable.

Se habla mucho de tecnología, pero, ¿qué hay de las personas? ¿Cómo afrontarán estos cambios?
En el nuevo entorno cada vez es más importante el papel del ciudadano, ya que son sus hábitos y necesidades de desplazamiento las que se tienen en cuenta a la hora de realizar el diseño tecnológico. Pero el ciudadano no tiene únicamente ese rol de receptor o beneficiario de las mejoras de movilidad, sino que se le tiene en cuenta también en los proyectos como una importante fuente de información que alimenta los servicios desarrollados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here