La televisión de hoy: ¿el principio del fin de la TDT?

El Informe Anual Televidente 2018 desvela varios datos relevantes para el futuro del sector: individualización, pérdida de miedo a las suscripciones, especialización…

The Cocktail Analysis Informe Anual Televidente

The Cocktail Analysis ha presentado, junto a Telefónica e Ymedia, su Informe Anual Televidente, una investigación en la que desgranan en varios puntos algunas de las cuestiones fundamentales de la televisión actual. La llegada de plataformas OTT (Netflix, HBO, Amazon) o los IPTV (la propia Movistar+) han transformado de forma paulatina la manera de ver la tele, algo impensable hace unos años. Sin ser una revolución, este cambio, esta realidad, ya está en el sector: los canales tradicionales están perdiendo relevancia y también televidentes, aunque a una menor escala.

Para empezar, este Informe Anual Televidente muestra que el cambio no solo es de mentalidad, sino también efectivo en los propios televisores: las smarts TV, que hace relativamente poco parecían no cuajar en los hogares, ha superado por fin a sus competidores. De hecho, el 57% de los españoles ya cuentan con una televisión inteligente y un 85% se conecta a Internet a través de ella. Una revolución silenciosa a la que los usuarios le colocan un 7,6 de media de valoración –si bien, un 44% la valoran entre un 9 y un 10–.

Asimismo, el contenido se ha especializado. En el estudio se puede observar que el llamado “de picoteo” se realiza con el móvil (un 88% de personas lo hacen); el gran contenido se sigue viendo en la tele, concretamente en las smarts TV (85%); y el más heterogéneo en tablet (79%).

Y he aquí uno de los grandes asuntos del informe: el consumo en TDT ha bajado aunque siga siendo mayoritaria (24% de entre todo el total). Pero, y esto es importante, “las IPTV y las OTT juntas ganan ya con más del 50%”. Un cambio muy relevante frente a otros años que parece marcar el declive de la televisión tradicional. Eso sí, en prime time, no tiene todavía competidor y sus fortalezas siguen siendo las mismas “la manera de informar sobre la actualidad y como ’entretenimiento mientras hago otras cosas’”.

Al no haber límites de datos en las ofertas, el consumo de video mobile se ha dirigido hacia la individualización, desvinculándose del hogar. Un 82% consume estos contenidos por el smartphone, unas cuatro horas por semana (lo que indica que, aunque la mayoría de personas ven vídeos en este dispositivo, son de poca duración). Hay una preferencia de OPP en los móviles, ya que aplicaciones como las de Netflix o Filmin cuentan con buenas soluciones. Por otro lado, Youtube baja; “es menos relevante, pero sigue siendo líder”.

Otro de los datos curiosos de este informe se da en la forma de consumir entretenimiento. Y, contrario a lo que se podría imaginar, se sigue compartiendo en el mismo lugar de la casa… pero con más pantallas, dada la oferta. El 73% ven películas juntos, el 66% series, y el 49% noticias. La competitividad de la televisión ha crecido, pero el consumo y la satisfacción se mantienen. Por ejemplo, con la IPTV se busca no descargar, por lo que los usuarios suelen ver una media de 11 horas a la semana.

Del mismo modo, el pago por ver televisión ya no está denostado. El crecimiento de los servicios por streaming y el mantenimiento de la IPTV ha normalizado el pago. Un 62% de los españoles está suscrito a OTT o a IPTV. El 90% conocen estos pagos, y un 45% pagan por OTTs (cabe decir que un 13% ha pagado en el pasado). El 17% comparte cuenta, frente al 28% que pagan solos. Por último, las descargas streaming se mantienen con ligeros cambios, es decir, que un 64% lo hace. Pero la relevancia ha cambiado: “ahora es el plan B porque no se llega a todos los contenidos, y se paga por suscripciones. El pirateo ya no es lo normal. Es un cambio muy significativo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here