[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Teresa Ribera: “No queremos sustituir dependencia de gas por dependencia tecnológica”

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica ha inaugurado la primera planta industrial de hidrógeno renovable de España
teresa ribera hidrogeno

Teresa Ribera, vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, ha inaugurado el proyecto Power to Green Hydrogen Mallorca, liderado por Enagás y Acciona Energía -con la participación de CEMEX e IDAE-, que se ha convertido en la primera planta industrial de hidrógeno renovable de España. Su producción industrial se realizará de manera gradual en el centro de Lloseta (Mallorca).

“Empezamos una nueva aventura cuyo epicentro está en el corazón de Mallorca”, ha declarado Teresa Ribera. “Y no queremos sustituir dependencia de gas y petróleo por dependencia tecnológica, por dependencia de materias primas, por dependencias profesionales de cualificaciones que se adquieren más allá. Queremos que sea una oportunidad para construir”.

Para la vicepresidenta tercera, esta es una apuesta industrial de primer nivel. Y además: de empleo de primer nivel, de energética de primer nivel, económica de primer nivel, pero también de solidaridad, de transformación y de recuperación, recualificacuión y reamplificación en términos de transición justa”.

Un recorrido “complicado”

Para Teresa Ribera, se ha hecho “un recorrido complicado”. Hace mucho tiempo, aseguran, que venían analizando de qué manera podían construir un proceso de descarbonización que generara prosperidad, energía, precios asequibles, seguridad en el suministro de los consumos y, al mismo tiempo, “nos facilitara la innovación, el empleo de calidad, el bienestar de las personas y un mundo mucho más pacífico y seguro”.

“Por tanto, esa otra dimensión geopolítica y geoestratégica que nos estalla, desgraciadamente, en la cara estuvo también presente desde hace muchas décadas”, subraya. Lo estuvo en el análisis de qué cambio radical representaba la transformación del modelo energético basado en los combustibles fósiles, en un modelo energético de proximidad, aprovechando los recursos cercanos y las características de cada uno de los entornos.

Asimismo, la también ministra de Transición Ecológica indica que hay espacios donde esto no era sencillo y que han necesitado además otras complementariedades. “Hay algunos usos energéticos que no son fácilmente sustituibles por la electricidad. Hay algunas necesidades complementarias de la seguridad de nuestros sistemas que requieren desplazar esa vieja teoría de que cada vez que uno instala un megavatio renovable tiene que tener un backup de una fuente gestionable que, aparentemente, solo apuntaba al gas por otras alternativas”.

De ahí esa reflexión de principio a fin del sistema de una manera distinta, donde el hidrógeno parecía abrirse camino. “Hasta que estalló en nuestros ojos. Y era verdad que generó un entusiasmo desbordante. Pero de nuevo, había que pasar de las palabras a los hechos. Había que probar qué representaba y cómo combinar los distintos elementos y llevarlos a la práctica”. Y esto es lo que significa esta inauguración: que se ha llevado a la práctica.

Las nuevas oportunidades del hidrógeno renovable

Teresa Ribera no ha querido olvidar que proyectos de este tipo representan empleo. Y también un incentivo “que atrapa en un círculo virtuoso” más innovación, más empleo y más estabilidad en el ámbito energético. Más asequible la energía que se consume y, por tanto, más oportunidades para descubrir otras alternativas, otros usos más allá.

“Creo que han sido especialmente valientes -ha indicado- no solo aquellos que se han atrevido a lanzarse al proceso de producir hidrógeno, incluso de mezclarlo con gas natural clásico. Y hacerlo de modo que aprendamos también a gestionar con plena seguridad cómo combinar ese blending en el que la salida del gas, la aparición de gases renovables o el hidrógeno será determinante en el futuro de nuestro país, también los usuarios finales”, ha declarado.

“Hoy sabemos que es imprescindible generar nuevas oportunidades. Hoy sabemos que junto con el biogás, junto con la economía circular, junto con el aprovechamiento de otras tantas materias primas que están mucho más cerca de lo que pensábamos y que resultan críticas, capitales, en esta nueva energía renovable, en esta nueva transformación del sistema energético, que nos obligan a pensar de un modo diferente”.

Recomendadas