Por Luis Tejerina - Esta columna fue publicada originalmente en el blog Gente saludable del BID

En 2011 en América Latina se detectaban 130.000 casos de cáncer de mama al año, provocando la muerte de cientos de miles de mujeres. Pero no todo era desalentador: las cifras apuntaban a que el diagnóstico temprano tenía el potencial de salvar sus vidas en un 97% de los casos.

Ante este panorama, Guillermo Pepe, hijo de un especialista de diagnóstico mamario, empezó a  investigar las causas de la situación que se presentaba en la región y descubrió la existencia de múltiples barreras que distancian a la mujer del acceso a un diagnóstico mamario de alta calidad. Las principales son la utilización de mamógrafos en su mayoría analógicos, tecnología obsoleta, concentración de médicos especialistas en las grandes urbes, falta de campañas de concientización constantes, e inexistencia de leyes que incentiven a las mujeres a hacerse una mamografía anual a partir de los 40 años de edad.

Beneficios de la telemamografía

El deseo de vencer estas barreras inspiró la creación en 2013 de Mamotest, la primera Red de Telemamografía de América Latina, hoy a cargo de Pepe. Se trata de una solución integral, basada en telemedicina, que busca mejorar el acceso de las mujeres a un diagnóstico mamario de alta calidad, especialmente en zonas remotas de la región. Los centros de diagnóstico mamario, estratégicamente distribuidos al interior de las provincias, están equipados con un mamógrafo directo o tomosíntesis. La imagen de la mamografía se sube a la nube para ser analizada por el primer médico especialista disponible y se genera el informe médico en un espacio de 24 horas.

Hoy, 150.000 mujeres reciben un diagnóstico médico de alta calidad cada año. Esto es particularmente relevante porque es posible identificar a pacientes en riesgo a tiempo, potencialmente salvando miles de vidas, mejorando la calidad de vida de las mujeres, y ahorrándoles costos de tratamiento.

En este sentido, según Le Fil, una consultora de medición de impacto social suizo, cada centro Mamotest genera un ahorro de hasta un millón de dólares por año en gastos de tratamiento, medicación, hospitalización y ausencia laboral. Por otro lado, la distribución estratégica de centros en la Red implica un ahorro de tiempo y dinero en traslado. Además, se trata de un modelo sostenible para lo que es un chequeo rutinario y elemental para cada mujer. Con una inversión inicial de alrededor de 150.000 dólares americanos por centro de diagnóstico, los gobiernos podrían llegar a generar hasta un millón de dólares por año para asegurar el financiamiento.

Telemedicina, una herramienta para el presente y el futuro

La telemedicina se ha convertido definitivamente en una herramienta fundamental del presente y del futuro. Se trata de un mercado que en 2018 tuvo un valor de 38 billones de dólares y que se proyecta en 131 billones de dólares para el 2025. Ha llegado para quedarse y democratizar el acceso al diagnóstico médico de alta calidad, al eliminar barreras de todo tipo, inclusive geográficas, y ofrecer una oportunidad única para que los pacientes, en áreas remotas o no, se conecten “virtualmente” con médicos especialistas, en tiempo real.

El crecimiento exponencial que está experimentando esta herramienta, aunque relacionado a una convergencia de factores, principalmente se debe a una mayor necesidad de acceder a medicina de alta calidad y a la introducción de nuevas tecnologías que hacen posible que los médicos puedan trabajar remotamente.

Alianzas para mejorar la salud

Afortunadamente, hoy muchos gobiernos de América Latina han comprobado los importantes resultados producidos por la telemedicina en general. La gran relación costo-beneficio es el factor fundamental que despierta el interés de los tomadores de decisiones y formuladores de políticas, que reconocen que no se trata de una moda pasajera, sino de un factor fundamental que llegó para revolucionar y mejorar nuestras vidas. Mamotest es tan solo un ejemplo de ello.

La capacidad de esta herramienta para obtener resultados concretos en la lucha contra el cáncer de mama le ha valido múltiples reconocimientos, incluyendo la distinción Demand Solutions otorgada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Seleccionada de entre más de 100 ‘start-ups’ de 16 países por parte de un jurado de especialistas, Mamotest formó parte de Idear Soluciones, un evento del BID para destacar el emprendimiento en el área de innovación para el desarrollo en la región.

Asimismo, Mamotest recibió el Global Humanitarian Award, el premio más importante a nivel de impacto social, otorgado por el American College of Radiology, principal organismo científico de Estados Unidos en diagnóstico por imágenes.

Hacia adelante, será clave integrar las necesidades de los gobiernos de mejorar el gasto en salud y atender a los problemas sanitarios de la población con soluciones innovadoras.

Alrededor de 458.000 mujeres mueren en la actualidad por cáncer de mama, el tipo de cáncer más frecuente en las mujeres, cada año. La mayoría, unas 269.000, se deben a diagnósticos inadecuados, atrasados o simplemente inexistentes. Hoy podemos brindarles una respuesta mucho mejor. Se la debemos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here