Telefónica mejora su estrategia de digitalización con una red social interna

Telefónica red social

Telefónica sigue creciendo en el campo de la transformación digital. Ahora, los empleados de los 21 países en los que opera la compañía utilizan una nueva red social interna, dirigida específicamente a los trabajadores, con la que pueden comunicarse e intercambiar información de un modo más fácil. Basada en Yammer, una plataforma de Office 365, creación de Microsoft, la red “impulsa la innovación, la solución de problemas y el servicio al cliente”.

“El mundo ha cambiado exponencialmente y también la manera de comunicarse, trabajar y socializar. Antes, las grandes empresas como la nuestra tendían a organizarse en silos y estaban dispersas geográficamente. Las conexiones y las conversaciones en tiempo real no se daban mucho. Hoy en día, somos conscientes de que la vida digital y la tecnología son una parte esencial de la experiencia humana y que están completamente interrelacionadas, y por eso, apostamos por tecnologías que fomenten la comunicación y el diálogo, como nuestra red social corporativa”, explica Aitor Goyenechea, director de Comunicación Interna Global de Telefónica. “Utilizamos Yammer para subrayar que estamos buscando una nueva actitud: queremos que toda la plantilla sea proactiva, comprometida e innovadora y que se implique en conversaciones estratégicas que ayuden a establecer el futuro de la compañía”, destaca Goyenechea.

Más de 95.000 empleados ya lo utilizan, además de otros 600 grupos activos en la red principal “con más de 35.000 mensajes cada mes”, aseguran desde Microsoft. Luz Rodrigo, Enterprise Social Estrategist de Grupo Telefónica, afirma, por otro lado, que los beneficios de esta transformación son significativos. Por ejemplo, en el tiempo que llevan utilizando esta red social, miles de empleados dentro de la Comunidad global de Recursos Humanos de Telefónica están mejorando procesos y colaborando a través de conversaciones. “Un director de Recursos Humanos pidió opinión, a toda la comunidad, sobre la renovación o no de un servicio, en lugar de consultarlo a un grupo de personas pequeño. Obtuvo cientos de comentarios y el resultado final fue que se renovó el contrato con mejores condiciones para la empresa”, explica. Otro ejemplo, “a raíz de un debate estratégico promovido por la alta dirección, un grupo de millenials de la empresa decidió voluntariamente crear una comunidad en Yammer y convertirse en beta-testers (usuarios cuyos programas todavía no están terminados) de nuevos productos diseñados para personas que forman parte de ese mercado creciente”.

Desde la empresa aseguran que su red social permite el llamado “altruismo inteligente”. Con esta plataforma consiguen resolver problemas de forma más rápida y generan ideas que apoyen y refuercen la estrategia de la compañía. Como comenta Luz Rodrigo, “una empresa conectada es más productiva e innovadora”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here