Telefonica empleos sindicatos

Emilio Gayo, presidente de Telefónica España, ha anunciado en el Consejo de Administración de su compañía la intención de hablar con los representantes de los sindicatos que están en Telefónica. La cuestión es que quieren negociar un nuevo convenio colectivo laboral, además de “negociar un ambicioso plan para evolucionar la plantilla y adaptarla a los desafíos de los próximos años”.

La intención es reconvertir el marco actual de Telefónica para adaptar los empleos al futuro digital. Asimismo, pretenden dar a sus trabajadores nuevas habilidades basadas en la transformación digital y la robotización de este tipo de empresas. De hecho, desde la compañía explican que “se prevé que en los próximos años más de la mitad de sus ventas se produzcan a través de canales digitales”.

“El convenio colectivo firmado hace cuatro años nos ha permitido grandes avances y nos ha dotado de estabilidad sociolaboral en este periodo. Pero ahora tenemos que ser más ambiciosos y evolucionar hacia una compañía más digital y preparada para los desafíos futuros”, ha declarado Gayo.

[Le puede interesar: Telefónica y la CEOE se unen para dar un nuevo impulso a Conecta Empleo]

Otro de los objetivos es, según Gayo, “adaptar a la plantilla a las necesidades de los desafíos futuros. Por ello, propondremos un programa para mejorar las capacidades de los trabajadores y aprovechar así las oportunidades que brinda la plantilla actual. Se ofrecerá a los sindicatos acometer el mayor programa de formación desarrollado en España, cuyo contenido se decidirá de forma conjunta”.

Así, más de 6.000 empleados participarán en programas de reconversión, sobre todo en temas de: seguridad, robotización, analytics, desarrollo web, consultoría de negocio, capacidades en TI o metodología Agile. Del mismo modo, el presupuesto dirigido a la formación de los trabajadores “se multiplicará por más de dos y las horas de formación por empleado se incrementarán hasta un 40 %”.

Otra de las cuestiones importantes es la situación de los trabajadores más veteranos. Por ello, se va a proponer a los sindicatos implementar un plan de suspensión individual del empleo para un periodo de un año. Ideado para mayores de 53 años, “tendrá carácter voluntario y sus condiciones concretas se supeditan al desarrollo de la negociación”. 

“El objetivo es cualificar en conocimientos críticos a perfiles especializados con el fin de contar con talento interno diferencial; preparar a todos los profesionales en movimientos organizativos y cambios funcionales hacia actividades de mayor valor; desarrollar a los perfiles comerciales y tecnológicos en las capacidades, conocimientos y habilidades clave para el futuro de su actividad; e impulsar los conocimientos clave de futuro para toda la compañía alineados con las necesidades de negocio actuales y futuras”, ha declarado Gayo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here