Telefónica da el paso hacia las ciudades inteligentes

Telefónica Smart City Expo

Telefónica todavía no había mostrado en sus planes de diversificación lo que tenían planeado para el sector de las ciudades inteligentes. Hasta la llegada del Smart City Expo World Congress 2016 de Barcelona (15-17 de noviembre), donde han presentado un espacio urbano donde el ayuntamiento funciona como un “cerebro” que gestiona todas las soluciones de Internet de las Cosas.

Su objetivo es que las ciudades sean eficientes, responsables y sostenibles. Su apuesta pasa indispensablemente por soluciones big data que estén alojadas en la nube, que concentren la gestión de servicios y, a la vez, la atención ciudadana. Así, no sería una compañía la que controlara la ciudad: todos esos datos, generados por “la ciudad” en distintos formatos, se abrirán para que emprendedores y desarrolladores puedan usarlos para distintos fines, convirtiéndose en “un gran laboratorio de fomento del emprendimiento”, aseguran.

La administración de la ciudad sería quien pusiera a disposición de los ciudadanos todos esos datos, que podrían ser, según explica la compañía, “analizados, reutilizados y redistribuidos, generando nuevos servicios que permitan que los ayuntamientos sean más transparentes y que fomenten la generación de riqueza a través del uso correcto de los recursos”.

Eso sí, Telefónica diferencia claramente dos partes, o dos visiones: lo que sería el ayuntamiento y, por otro lado, el ciudadano. El primero sería el principal responsable, aunque los datos sean de la sociedad, del buen funcionamiento de todos los servicios del municipio, incluyendo los que sean utilizados por los empresarios. El segundo sería beneficiario y, además, un sujeto activo, ya que en este modelo de organización se convierte también en colaborador del ayuntamiento aportando sus propias iniciativas y sugerencias de mejora.

De todos modos, la compañía no ha terminado al 100% su proyecto de smarts cities. Aunque esté muy avanzado, desde Telefónica afirman que están “explorando diferentes tipos de tecnologías de conectividad, de forma complementaria a la celular”, como es el caso de Narrowband IoT, “enfocada en adaptar los dispositivos a las necesidades del mercado de los clientes en Internet de las Cosas”. Esta conectividad permite alta durabilidad de las baterías, algo que sería de gran utilidad para alcantarillas o contadores residuales de aguas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here