Tecnologías analíticas: impulsoras de la innovación en la empresa y la sociedad

Por Lucía Álvarez, Directora de Analytics en IBM España, Portugal, Grecia e Israel

Lucía Álvarez

El entorno de información en el que nos movemos en la actualidad no tiene precedentes. Los datos nos llegan estructurados y sin estructurar, desde registros GPS, blogs, vídeos, podcasts, tuits, etc. Según datos de McKinsey, actualmente hay 9.000 millones de dispositivos conectados a Internet en todo el mundo, una cifra que aumentará en la próxima década, con estimaciones que van desde los 50.000 millones de dispositivos hasta 1 billón. Todos estos dispositivos y sistemas interconectados generan un enorme volumen de datos e información que podemos leer, entender y aprovechar para mejorar nuestra vida cotidiana y los procesos de toma de decisiones.  Según datos de IBM, el 90% de la información existente se ha generado en los dos últimos años y el 80% de la información mundial es no estructurada. Por tanto, ante un escenario así, la tecnología se hace cada vez más imprescindible.

Mediante la analítica de estos grandes volúmenes de datos, las empresas pueden conocer mejor las necesidades de sus clientes y ser más competitivas, los médicos pueden diagnosticar con mayor precisión las enfermedades y ayudar a salvar más vidas y las instituciones financieras pueden detectar y prevenir más fácilmente el fraude. El análisis de la información generada puede ayudar a reducir los atascos de tráfico y, por tanto, la contaminación, mejorar el acceso y la calidad de la educación, permitir a los sistemas de seguridad reducir las tasas de criminalidad, extraer y gestionar la energía de manera más inteligente o mejorar la calidad del suministro y acceso del agua, por mencionar algunos ejemplos.

La combinación de volumen, velocidad y diversidad de información hace que su adecuada explotación (o incluso simplemente su uso) sea una tarea cada vez más complicada, pero a la vez más necesaria, para poder tomar las decisiones de negocio acertadas. Las tecnologías  analíticas pueden ayudar a las empresas a analizar esos datos y procesarlos, desvelando el conocimiento, sacándolo a la superficie y utilizándolo en beneficio de todo tipo de organizaciones para crear una sociedad más inteligente. Además, la computación cognitiva empieza ya a estar disponible y facilitará el análisis de esa tremenda cantidad de datos para ayudar a las empresas en la toma de decisiones.

Según un estudio elaborado por IBM en colaboración con The Economist Intelligence Unit entre más de 1.000 ejecutivos de organizaciones de todo el mundo, las empresas que utilizan tecnologías analíticas y de Big Data para fomentar la innovación tienen un 36% más de probabilidades de obtener ventajas competitivas en términos de facturación o eficiencia operativa que sus competidores.

El análisis de toda la información al alcance del negocio para extraer de ellos una ventaja competitiva está suponiendo para las grandes organizaciones un antes y un después. Pero es necesario un cambio de mentalidad y una reorganización de la empresa, habilitando canales que trasladen los resultados de las diferentes analíticas a los responsables de la toma de decisiones. Es necesario que en cada área de negocio dispongan de la información precisa, en el momento adecuado.

Otro factor fundamental es el de la formación a los empleados. Es importante crear una cultura de innovación en la empresa y para ello hay que invertir en dar a los profesionales el conocimiento que necesitan para sacar el máximo partido de las tecnologías analíticas y la información que se genera en la empresa. La analítica debe ser parte esencial de cada área de negocio. Tenemos que animar a los empleados a innovar y fomentar la colaboración (tanto externa como interna) proporcionándoles el mejor acceso a los datos y la información.

En definitiva, cualquier organización, pública o privada, de cualquier industria puede disfrutar de las ventajas que aportan las tecnologías analíticas para acceder a un mayor conocimiento a través de los datos recogidos. A medida que vayan adoptando las herramientas analíticas y las aplicaciones que surjan de la computación cognitiva, con IBM Watson a la cabeza, irán encontrando nuevas formas de transformar sus negocios y con ello, adelantar a sus competidores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here