CTC geolocalización

El Centro Tecnológico CTC, en el marco del proyecto Appunta, está desarrollando una tecnología que permitirá incorporar soluciones de posicionamiento más precisas a los teléfonos móviles. Su integración en los smartphones, unida a la rápida evolución de este mercado, multiplicará a corto plazo la oferta de prestaciones basadas en la geolocalización. Servicios de realidad aumentada para entornos al aire libre o aplicaciones de ayuda a la navegación para personas con deficiencia visual son solo algunas de sus posibilidades. Todo ello con un margen de error inferior a un metro "y una inversión reducida", como detallan desde el centro.

El equipo de Sistemas de Navegación y Robótica del CTC ha desarrollado unos algoritmos de Posicionamiento de Punto Preciso GNSS cuya integración en los teléfonos móviles abrirá la puerta a una solución de geolocalización con calidad prácticamente profesional para todo tipo de usuario. "Llevamos varios años trabajando en el desarrollo de sistemas de navegación y sus aplicaciones. La especialización del CTC en este ámbito, cuyas posibilidades futuras son amplísimas, ha ido siempre dirigida hacia el diseño y ejecución de soluciones de bajo coste", explica a Innovaspain María Campo-Cossío, manager del área de Navegación y Robótica del centro.

Ese conocimiento acumulado en proyectos previos encontró acomodo en la iniciativa Appunta en el año 2018. En ese momento, los móviles comenzaron a ofrecer acceso a los datos que reporta la constelación Galileo y a las medidas crudas del satélite. Ante esta circunstancia, "el paso a este tipo de dispositivos es una clara oportunidad de progreso y desarrollo, dado el volumen de negocio asociado al mercado de las Apps para smartphones", apunta Campo-Cossío. Se calcula que ronda los 350 billones a nivel mundial en descarga de apps.

Se prevé que la nueva solución ofrezca posibilidades a disciplinas en plena expansión como la realidad aumentada, el big data, el Internet de las Cosas, las smart cities o la mobile health (la práctica de la medicina y la salud pública soportada por dispositivos móviles). Asimismo, como avanzan desde el CTC, generará servicios de alto valor añadido para sectores plenamente consolidados como la topografía, la navegación, la logística o el transporte.

"Gracias a la consolidación de las nuevas constelaciones GNSS, en especial Galileo, los fabricantes de smartphones han comenzado a lanzar dispositivos que hacen uso de múltiples constelaciones y también mul-tifrecuencia, abriéndose así la puerta para la disponibilidad de una solución de posicionamiento de calidad a todo tipo de usuarios, con una inversión muy reducida", cuentan desde el centro.

Pero ¿dónde estaba el margen de error en geolocalización? ¿Cómo se logrará reducirlo a menos de un metro? Ninguna de estas preguntas podría responderse sin GALILEO. "Hasta hace un par de años, el margen de error en posición alcanzado por los teléfonos móviles podía alcanzar las decenas de metros, en función de las condiciones. La llegada de Galileo ha permitido reducir en parte esa distancia". Sin embargo, continúa, "el avance más significativo se ha producido desde hace un par de años. Ahora, los teléfonos ofrecen acceso a datos 'brutos' o 'crudos' recibidos del satélite, así como acceso a varias constelaciones (GPS, Galileo, GLONASS...) y en varias frecuencias".

Mercado en continua evolución

Aplicaciones como la navegación paso a paso, las apps de información y entretenimiento o las redes sociales se sirven de los datos de geolocalización para optimizar su rendimiento. Sin embargo, hasta 2018, las soluciones tecnológicas incorporadas a los móviles no rentabilizaban todas las posibilidades del GNSS. En parte porque no tenían capacidad para explotar información ni de varias frecuencias ni de todas las constelaciones de satélites que engloba el sistema (GPS, GALILEO o GLONASS entre otras).

"La mejora de la precisión abre nuevas posibilidades a sectores emergentes que ya emplean este tipo de sistemas. El progresivo avance en los servicios basados en localización provocará mejora en el desarrollo de aplicaciones de realidad aumentada (se ajustará más a la realidad), en el transporte y la logística (permitirá una optimización del seguimiento de los vehículos), en las smartcities (ofrecerá alternativas más fiables a la hora de implementar soluciones inteligentes), o en la construcción, la cartografía y la topografía, que ganarán un aliado en cuanto a precisión", detalla Campo-Cossío.

La consolidación de constelaciones satelitales como GALILEO, con la que CTC lleva trabajando varios años, y la irrupción de los dispositivos multifrecuencia han equiparado la precisión de los móviles de gama media-alta con la que ofrecen los sistemas profesionales de rango medio-bajo. El progreso ha sido muy rápido en poco tiempo, por lo que cabe esperar que proyectos como APPUNTA contribuyan a minimizar aún más la diferencia. "Si acaba convirtiéndose en una app de uso habitual, la rentabilidad vendría aparejada a este mercado. Según Statista, en 2020, se espera un volumen de mercado de 180 billones de € a nivel mundial en descarga de apps", concluye la responsable.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here