La Dra. Isabel Obieta, de Tecnalia.

Grupo Delta y Tecnalia están llevando los formatos publicitarios a otro nivel a través de distintas acciones de I+D. La colaboración entre la empresa de soluciones gráficas y la corporación tecnológica se remonta a años atrás, y tiene entre sus últimos logros el desarrollo de un mini roll-up autoiluminable que se está presentando estos días en Barcelona, durante la celebración de Graphispag 2019, el salón de la industria gráfica.

Como explica la Dra. Isabel Obieta, Project Director en Tecnalia Research & Innovation, bajo la premisa de sumar nuevas funcionalidades y estéticas a los productos de publicidad de Grupo Delta, surgió la posibilidad de incorporar micro LEDs. “Se trata de un formato especialmente atractivo para supermercados y grandes almacenes en los que se logrará una interacción distinta con los clientes”, apunta Obieta sobre las características ventajosas del roll-up: flexible gracias a la impresión funcional, con botoneras capacitivas o sistemas de detección de personas. El diseño incorpora una batería en su soporte base que permite la iluminación.

Imágenes del prototipo de roll-up interactivo desarrollado por Tecnalia y Grupo Delta.

La responsable de Tecnalia detalla que el desarrollo del prototipo se ha basado en técnicas de impresión convencionales como la serigrafía, “pero empleando tintas conductoras u aquellas que permitan hacer resistencias”. Entre los retos que han tenido que abordar, Obieta destaca el adhesivado de las micro LEDs sin que el sistema perdiera la flexibilidad, o la programación de pequeños sistemas comerciales. “Lo más complejo ha sido mantener la capacidad de ‘enrollabilidad’ y la ligereza del roll-up que lo hicieran portable y desplegable”, añade.

La investigadora es optimista con la celeridad con la que esta innovación llegará al mercado.  “El diseño es sencillo, tiene un coste relativamente bajo frente a otros productos y existe demanda de nuevos sistemas, con un mayor grado de interactividad”.  Algunos de los rasgos diferenciales del prototipo invitan a explorar su aplicación en otras áreas. “Lo que hace especial al soporte es, sobre todo, que se puede enrollar, y ya es utilizado por los fabricantes de teclados de membranas. Un mercado que también está dispuesto a asumir estos nuevos diseños y que además precisa de flexibilidad es el sector de la moda”.

Parece claro que hay terreno por explorar, y ambas organizaciones abren así un nuevo camino investigador-comercial. Desde Grupo Delta, Gabriel Sola, gerente de la empresa guipuzcoana, se muestra categórico al afirmar que el roll-up es su proyecto “más arriesgado e innovador”. La compañía empezó su actividad en 1989 e integra una plantilla multidisciplinar compuesta por 24 empleados. Además de la propia Tecnalia, entre sus clientes se encuentran la Universidad de Deusto, Super Amara, Caf, la Real Sociedad de Fútbol, la Diputación de Gipuzkoa o Bankoa. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here