El talento también se educa

“Las ganas por aprender e innovar es lo que hacen triunfar a un emprendedor”. Aunque pueda parecer algo obvio, las palabras de Adeyemi Ajao, fundador de Urizen Ventures en el marco de South Summit, han guiado el camino de una mesa de debate formada por cuatro representantes del talento emprendedor español que han hablado del momento que vive en ecosistema startup en España, además del momento que viven sus respectivos negocios y su visión acerca del futuro laboral de los jóvenes.

“De un tiempo a esta parte la gente del extranjero nos ve a los españoles como personas bien cualificadas. Siempre es positivo que desde un punto de vista internacional se reconozca este progreso, porque significa que los emprendedores lo estamos haciendo bien”, ha señalado Juan Urdiales, cofundador de Job&Talent. Como se ha puesto de manifiesto a lo largo del coloquio, este cambio de paradigma ha venido motivado por un cambio de mentalidad desde la educación.

“Si hace 20 años le decías a tus padres que querías ser emprendedor la respuesta era: búscate un trabajo mejor”, ha asegurado Alberto Knapp, fundador de The Cocktail. A su modo de ver, parte del éxito de la educación de los últimos años consiste en mentalizar a los jóvenes de la importancia de generar nuevas soluciones. “En el mundo emprendedor lo importante es ofrecer algo que te diferencie del resto, de ahí la importancia de enganchar al cliente”, ha apuntado Knapp, consciente de que “vivimos en un mundo en el que hay mucho inventado ya pero siempre queda algo por hacer”.

Auge de la cultura emprendedora
Expansión internacional, motivación, creatividad, talento, oportunidades… Son algunos de los conceptos que han traído las startups al mundo laboral, al cual han abierto una nueva puerta de oportunidades. “En España ya podemos afirmar que tenemos cultura emprendedora y gracias a la pasión con la que hacemos las cosas están saliendo negocios muy innovadores”, ha comentado Vicente Pascual, cofundador de Cabify. En este sentido, Rebeca Minguela, CEO de Clarity, ha remarcado la capacidad de las startups españolas para crear vínculos afectivos con sus clientes. “En España y Latinoamérica los negocios tienen quizá un carácter más social y por eso los clientes se sienten más vinculados a los proyectos que hacemos”. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here