Smart Assist, nuevas comunicaciones y teleasistencia para personas con discapacidad

Este proyecto –liderado durante tres años por la Fundación Vodafone– cuenta con varias soluciones creadas específicamente para una mejor accesibilidad

En septiembre de 2016, Ministerio de Economía y Competitividad –cuyo actual servicio de innovación se enmarca dentro del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades–, financió un proyecto que tenía el objetivo de crear un sistema de teleasistencia inteligente y accesible a través de nuevas comunicaciones para personas con discapacidad. Ahora, en 2019, ha sido cuando se han presentado los resultados de esta iniciativa: Smart Assist, desarrollado por Vodafone España –de la mano de su Fundación–, Televés, la Universitat Politècnica de Valencia y la Fundación Tecnologías Sociales (TECSOS), que además han contado con el apoyo de Cruz Roja Española.

Así, durante estos tres años de desarrollo, 13 personas con discapacidad auditiva, parálisis cerebral, lesión medular, discapacidad intelectual y síndrome de Down, así como 12 personas mayores, han probado el piloto de Smart Assist, donde se han mostrado todas las soluciones propuestas. Todas ellas combinan diferentes modalidades de prestación del servicio de atención existentes en la actualidad (teleasistencia domiciliaria, teleasistencia móvil y videoatención) proporcionando nuevos interfaces de comunicación con los usuarios.

Como explican desde Vodafone, la iniciativa está compuesta por varias y diversas modalidades que son capaces de integrarse entre sí. En primer lugar se encuentra la Unidad Domiciliaria Inteligente (UDI) y el sistema CareLife. Básicamente, son el cerebro, el elemento central, lo que “garantiza el cuidado y la calidad de vida de las personas en el hogar”. Con ellos se puede obtener información personal de cada uno de los usuarios para prevenir momentos de riesgo, ya que puede detectar “anomalías” en los comportamientos.

[Le puede interesar: La Fundación Vodafone España apuesta por la innovación para todos]

Primero detectar y segundo ayudar en esa accesibilidad. De ahí el Terminal de Teleasistencia Móvil (TAM), un teléfono inteligente que, según Vodafone, “garantiza, de manera inclusiva y universal, la accesibilidad de todos los colectivos a este servicio, cumpliendo los criterios de Accesibilidad Universal y haciéndola compatible con los productos de apoyo disponibles en el mercado”. De este modo, desde cualquier lugar, los usuarios pueden contactar con la UDI mediante conexión Wifi. Además tiene integrado un servicio en la nube, lo que también le permite tener conexión directa.

Más allá del teléfono inteligente y del propio central, los usuarios necesitan dispositivos que les ayuden al día a día. Estos periféricos desarrollados han sido, entre otros, televisiones con HDMI y webcam de cara a dar soporte a servicios de videoconferencia, mandos a distancia inalámbrico para controlar la aplicación de videoatención –que se basa en el uso de tecnologías de videoconferencia adaptadas a los requisitos especiales de la aplicación para su uso por personas con deterioro cognitivo– y la interfaz con la televisión, pulsadores de emergencia accesible, interruptores eléctricos radiocontrolados…

Por último, Smart Assist cuenta con su propia plataforma de Internet de las Cosas, desarrollada para que, de forma segura y privada, se pueda integrar la información generada por el sistema con otras fuentes de datos clave para la gestión integral de los usuarios. Cabe destacar la compatibilidad de la plataforma con otras también dirigidas al IoT.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here