Le apasiona el diseño porque le permite simultanear dos mundos que no siempre van de la mano: arte y utilidad. “El poder combinar la creatividad con el rompecabezas de hacer que las cosas funcionen como yo quiero”, dice cuando se le pregunta por los motivos que la llevaron a dedicarse a esto. No le ha ido nada mal, la verdad. No todos pueden decir que son Premio Nacional de Diseño, galardón que Silvia Fernández Palomar ha conseguido este año en la categoría de ‘Jóvenes Diseñadores’.

“Todavía no me lo creo mucho”, reconoce entre risas. Asegura que este reconocimiento le ha ayuda a tener confianza en su trabajo y ha tomarse su “multidisciplinaridad” como “algo positivo en vez de algo incoherente”. “Creo que el hecho de mezclar disciplinas e intereses no siempre se entiende, aunque yo estoy luchando para que mi discurso como diseñadora tenga sentido mezclando unas cosas y otras”, afirma.

También le ha servido para obtener el reconocimiento de personas que no están tan metidas en este mundo. Al mismo tiempo, es un granito de arena en el reto de visibilizar “el diseño más estratégico”, el cual, “aunque está muy presente en grandes empresas, todavía no es muy conocido”. 

Arte y diseño

Ella se ha especializado en todos aquellos trabajos que conlleven una implicación gráfica. “Me siento cómoda representando conceptos abstractos y tangibilizando ideas –afirma en declaraciones a Innovaspain–. Esto puede ser en un formato digital o en cualquier otro formato”. 

“Durante mi trayecto por Designit me especialicé en diseño de interacción y diseño visual, aunque conocí de cerca la importancia de la investigación –continúa–. Todos esos aprendizajes intento que estén presentes en cualquier disciplina que trabajo. Por otro lado, yo estudié Bellas Artes, así que disfruto combinando arte y diseño en la medida de lo posible dentro de mis creaciones, intentando llevar la creatividad al extremo”.

Nuevos talentos en camino

Se muestra esperanzada con el futuro del diseño en nuestro país porque está convencida de que hay una cantera amplia y “supertalentosa”. Lo ha podido observador en su labor como profesora de Proyectos en el Instituto Europeo de Diseño, en el día a día con sus alumnos. Y ahí, en la formación, seguramente esté la clave. “La educación en diseño en algunas universidades empieza a tomar forma y eso se nota en el nivel de la gente cuando sale de la carrera”, argumenta.

Tras pasar distintas etapas en ciudades como Nueva York o Roma, Fernández Palomar volvió a Madrid a mediados de este año para desarrollar su carrera como autónoma, siempre con el objetivo en mente de combinar las diferentes disciplinas del diseño en las que está interesada.

Ha luchado mucho para llegar a donde está. A pesar de ello, se muestra convencida de que los jóvenes profesionales de su sector tienen “bastante suerte”. “Hay mucha demanda de diseñadores, al menos en las ciudades grandes –explica–. Además, cada vez es más fácil y normal trabajar en remoto, lo que permite que diseñadores de otras provincias puedan trabajar con más facilidad”.

Y añade: “Desde luego que todavía hay muchos sectores en los que el diseño todavía no está muy extendido o valorado, pero en comparación a hace unos años creo que está en un momento buenísimo y la cosa va a mejor”

Tipografía Chulapa

Prueba de ello quizás sea la relevancia mediática que adquirió la denominada tipografía Chulapa que ella mismo impulsó. En 2017 creo la tipografía Ferpal Sans, “inspirada en la ciudad de Madrid y especialmente diseñada para homogeneizar los mensajes de la ciudad”. “Tomé como referencia los letreros cerámicos que pueden encontrarse por las calles de Madrid del ceramista toledano Ruiz de Luna”, recuerda Silvia Fernández.

Por suerte, Nacho Padilla, exdirector creativo del Ayuntamiento de Madrid, vio su proyecto en internet y le propuso utilizar la tipografía para la exitosa campaña de San Isidro 2018. “Después de eso, con el propósito de hacer una tipografía disponible para todo el mundo, contamos con la ayuda de dos tipógrafos profesionales para desarrollar el proyecto: Joan Carles Casasín y Pablo Gámez, quienes tomaron la Ferpal sans como referencia y crearon la tipografía Chulapa”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here