Shoppiday, ganar dinero comprando

A pesar de que el comercio electrónico en España ha seguido una línea ascendente en los últimos años, como así lo demuestra su crecimiento interanual del 20,3% en 2016 con respecto a 2015, según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la mayoría de los consumidores siguen comprando en tiendas físicas. Es por ello que la startup española Shoppiday se ha propuesto revolucionar el mundo de las compras. ¿Su truco? Hacer ganar dinero al cliente mientras compra.

“Esa es la gracia”, explica Juan Luis Rico, su CEO, que asegura que “gastar y ganar al mismo tiempo es posible siempre y cuando cambiemos de mentalidad”. Shoppiday propone al usuario acumular dinero en cada transacción que realiza, pudiendo transferirlo de manera gratuita a su cuenta corriente o usarlo para hacer pagos en los comercios de su ciudad. A diferencia de los cupones, el comprador tiene la posibilidad de adquirir cualquier producto o servicio, sin atenerse a un pack u oferta concreta.

“Es una forma de compartir la comisión con el cliente. Ahora tenemos el reto por delante hacer entender bien el concepto y que se extienda”, apunta. Y es que la iniciativa es un programa de fidelización totalmente abierto -se cambian la habitual acumulación de puntos por acumulación directa de dinero- en el que ya participan cientos de marcas y comercios locales. Shoppiday cuenta actualmente con más de 400 tiendas online de marcas de primer nivel como Zalando, Pull & Bear, El Corte Inglés, Nike, Booking o Vueling, entre otros, así como con más de 600 comercios, entre los que se incluyen restaurantes y centros de belleza de las principales ciudades de España. Además, de forma pionera, Shoppiday añade el canal offline a su modelo y permite que las transacciones se hagan tanto en tienda online como comercios a pie de calle.

Funcionamiento
Para comprar en tiendas online, el usuario visita la plataforma web o la app de Shoppiday, selecciona en ella la tienda, marca o marketplace que le interesa y es redirigido directamente a su web, que es donde finalmente realiza la compra. Posteriormente, el usuario recibe el cashback (% de lo que se haya gastado) en su cuenta de Shoppiday. Para comprar en tiendas de la calle, el usuario puede pagar con tarjeta a través de la app de Shoppiday o en el propio comercio, donde también podrá pagar en efectivo. Para validar el pago, el comercio pone un “sello mágico” sobre la pantalla del móvil del usuario quien, de esta forma, recibe el cashback en su cuenta de Shoppiday. El comprador puede saber qué establecimientos trabajan con Shoppiday navegando por la app, o a través de un distintivo en la entrada de la tienda. “Estamos contribuyendo a mejorar la cultura de compra online en España. Cuando asentemos el modelo de negocio daremos el salto al extranjero”, adelanta Rico.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here