Santiago Moral y Rafael Ortega, CEO y Head of Business de BlueVoyant

La compañía internacional especializada en ciberseguridad comienza a dar sus primeros pasos en España

BlueVoyant
Santiago Moral y Rafael Ortega, en las oficinas de BlueVoyant en Madrid.

Cuando tenía 19 años, Santiago Moral montó su primera empresa, la cual estaba dedicada a los sistemas anteriores a Internet: los llamados videotech. “Llevo trabajando en Internet desde que no tenía colores”, asegura quien se encargó de reconvertir los sistemas antiguos a lo que hoy conocemos como Internet. Algo ha llovido desde entonces, 30 años concretamente, desde que el ex CISO de BBVA (allí estuvo casi dos décadas) empezase a convertirse en una de las eminencias de la ciberseguridad en España, una materia que en tiempos de polémicas de Facebook o ciberdelincuencia informativa resulta más necesaria que nunca para las empresas.

Y esta es precisamente la misión de BlueVoyant, la empresa internacional a la que acaba de incorporarse hace apenas cinco meses con motivo de su expansión internacional, cuya misión es ayudar a proteger negocios de todo el mundo contra ciberatacantes hábiles y bien financiados. “Esta compañía es única en el sector porque proporciona a sus clientes una información enriquecida y exacta. Ponemos a disposición de las grandes corporaciones información que les permita reaccionar antes que detectar”, asegura Moral, que desde 1996 se ha dedicado plenamente al mundo de la ciberseguridad. Fue en aquella época cuando Moral conoció al que hoy es, junto a él, miembro imprescindible de la nueva aventura de BlueVoyant en España, Rafael Ortega. 

“Cuando aún no trabajábamos juntos, tomaba notas de lo que Rafa contaba en sus ponencias”, admira Moral en plena entrevista a su compañero, fundador, entre otras, de la exitosa Innovation for Security, integrada en BBVA Next Technologies. “Si algo caracteriza a BlueVoyant es que ha logrado cambiar el concepto y cómo trabajar la ciberseguridad a nivel mundial. Aportamos información muy fina y cambiamos la mentalidad de las organizaciones sobre cómo deben responder ante las amenazas”, explica Ortega.

“El ciberataque de WannaCry hubiese sido más suave con la tecnología de bluevoyant”

Gran parte del éxito de la compañía reside en los que forman su equipo. En BlueVoyant trabajan desde miembros del FBI hasta servicios de inteligencia de todo el mundo. “El hecho de que la empresa tenga empleados con formación militar y gubernamental es un punto a nuestro favor, ya que nos permite incorporar modelos que hasta ahora solo podían disponer de ellos los gobiernos”. No es de extrañar, teniendo en cuenta que la empresa fue fundada el pasado verano por líderes procedentes de Morgan Stanley, Thomson Reuters, la NSA, el FBI, Unit 8200 y GCHQ. De hecho, tanto Moral como Ortega aseguran que “en casos como el de WannaCry [uno de los mayores ciberataques del mundo que dejó una sangría de 200 millones de euros en todo el mundo] hubiésemos podido avisar avisado a los clientes con 8 horas de margen”. Por aquel entonces, BlueVoyant no existía.

PRIMEROS PASOS EN ESPAÑA
“Nosotros no perseguimos a los ciberdelincuentes, trabajamos para mejorar la capacidad de defensa de las corporaciones”, aclara Moral, que revela que “actualmente estamos trabajando para dos clientes muy importantes del sector financiero”. Por otro lado, BlueVoyant se centra en España también en “la parte alta del IBEX 35”. Como asegura Ortega, “son empresas con un nivel de ciberseguridad más grande que las demás y buscan un servicio acorde a sus capacidades”.

En este sentido, el funcionamiento de la compañía puede parecer sencillo, tal como lo cuenta Moral, pero está cargado de complejidad matemática, algorítmica y también de inteligencia artificial. “Nos anticipamos a las situaciones. Podemos decir que estamos por delante de los ciberdelincuentes porque monitorizamos la actividad de los hackers. Nuestra filosofía es reaccionar antes que detectar”, comenta Moral, a lo que Ortega añade que “para las compañías es una gran ventaja porque logran saber en qué deben invertir su dinero para defenderse”.

“Lo que no está en Amazon está en la ‘deep web’. internet es un reflejo de la sociedad: reúne lo bueno y lo malo”

LOS MISTERIOS DE LA ‘DEEP WEB’
Si en algo está centrando sus esfuerzos BlueVoyant es en la profesionalización de sus trabajadores en torno a la ‘deep web’, esa parte oscura de Internet en donde hay literalmente de todo. “Lo que no está en Amazon está en la ‘deep web’. Echa a volar tu imaginación y te quedarás corto”, avisa Moral. En este ámbito, BlueVoyant cuenta con un equipo en Israel “de gente joven muy preparada”, todos ellos con formación militar y de servicio de inteligencia. “Es un claro ejemplo de que la gente joven tiene mucho aportar porque reúnen ganas y talento”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here