San Mamés contará con un sistema inteligente de gestión energética

Repsol idea un sistema llamado EMS capaz de gestionar la energía de forma eficiente aplicando algoritmos de inteligencia artificial y optimización avanzado
San Mames EMS
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Gestionar la energía gracias a algoritmos ya es posible gracias a un nuevo sistema desarrollado por Repsol. Se trata de EMS (Energy Management System, en inglés), una herramienta que, mediante algoritmos de inteligencia artificial y optimización avanzada, permite reducir el consumo energético, las emisiones de CO2 y consigue actuar sobre la energía asociada a los procesos de climatización y de cadena de frío de sus clientes. Clientes como el club de fútbol Athletic de Bilbao, cuyo estadio, San Mamés, contará con la innovación de la compañía.

Juan Diego Bernal, gerente del portafolio de Tecnologías para Clientes de Repsol, y Jose Manuel Palomar, científico senior en el área de Diseño de Productos y Sistemas Energéticos, explican que la eficiencia energética es una de las principales palancas de Repsol en su determinación por convertirse en una compañía con cero emisiones netas en 2050. 

“Desde hace décadas, realiza inversiones de forma recurrente en sus complejos industriales para incorporar los equipos y las tecnologías más eficientes que le permiten reducir consumos energéticos y emisiones”. 

Algunos ejemplos son el uso de modelos analíticos capaces de predecir resultados y tomar decisiones de forma automática en base a datos de proceso y en tiempo real. O el empleo de herramientas de análisis del rendimiento de equipos, gracias a las cuales es posible conocer la salud de cada activo, programar labores de mantenimiento para actuar en los momentos precisos y garantizar la fiabilidad y la seguridad de estos.

San Mamés contará con una de estas soluciones. Concretamente, el objetivo de EMS es construir un ecosistema de productos alrededor del cliente para satisfacer sus necesidades para sistemas de climatización o de movilidad. “Se diseña a medida para estos segmentos, para proporcionarles un servicio adicional con el que ayudarles a conseguir sus metas de eficiencia”, indican.

Funcionamiento del EMS

Según ambos expertos, el EMS es un sistema que cuenta con algoritmos propios basados en inteligencia artificial y que opera desde la nube. “Cuenta con una configuración inicial, que se realiza a medida para cada cliente y gracias a la cual el EMS es capaz de comunicarse con los distintos equipos que gestiona (sistemas de climatización, de cadena de frío, puntos de recarga de vehículo eléctrico, instalaciones fotovoltaicas, etcétera)”, explica. 

De este modo, se conecta a concentradores de señal, sensores o sistemas de control y detecta en tiempo real determinados parámetros de los dispositivos del cliente, como los patrones de uso, la potencia requerida para cada equipo, la temperatura a la que opera… 

“Utiliza estos parámetros en los modelos que hemos desarrollado en Repsol para proporcionar una gestión óptima de la energía y que continuamente van mejorando a través de procesos de aprendizaje automático”. De hecho, estos modelos tienen en cuenta datos y pronósticos en tiempo real sobre el clima o el precio de la electricidad. Así, el EMS puede predecir la demanda energética de cada equipo y enviar señales a los actuadores del cliente para adecuar el funcionamiento de sus equipos y así proporcionar ahorros energéticos y en la factura.

“En caso de que los sistemas del cliente no cuenten con suficientes sensores o actuadores, se puede valorar su instalación para mejorar el funcionamiento del EMS”, apuntan.

Colaboración entre el Athletic y Repsol

Concretamente, en el estadio San Mamés el EMS gestionará la climatización, los equipos de frío y los termos eléctricos. Será la primera instalación deportiva en probar el EMS. El ahorro energético siempre ha sido una prioridad para la entidad, siendo una de las premisas en la propia construcción del nuevo estadio inaugurado en 2013. Es más: en 2016 se convirtió en el primer campo de fútbol europeo en recibir la certificación LEED Gold de edificios sostenibles y, ahora, gracias a la adopción del sistema EMS de Repsol, continuará mejorando la eficiencia de sus sistemas de climatización.

La colaboración, explican, “surgió en una de las muchas conversaciones que mantenemos en torno a la eficiencia energética con nuestros colaboradores, en este caso, con Edinor, filial de Petronor que tiene por aportar soluciones en la descarbonización del consumo y el aumento de la eficiencia energética”. 

Por ello, en el el marco del acuerdo de patrocinio suscrito por Petronor con el Athletic, como partner de sostenibilidad energética, se encuentra el compromiso de desarrollar con el club proyectos de eficiencia energética en San Mamés. “Al presentarles el sistema EMS que en ese momento estaba aún en desarrollo, se mostraron interesados en probarlo”, aseguran.

Últimas noticias

Relaccionadas

Anuario de la Innovación en España 2020