sacyr pedro alonso covid 19

Las grandes empresas de servicios están mostrando músculo durante la emergencia provocada por el COVID-19. La tantas veces reclamada alianza público-privada ha encontrado su gran oportunidad en una crisis sin precedentes. Donde las administraciones no llegan, compañías como Sacyr cumplen un papel decisivo. Esta vez lo hacen además con un plus de compromiso que trasciende los intereses corporativos.

Sacyr Concesiones gestiona siete hospitales en España, Portugal, Chile y México. Dos de estos centros están ubicados en la Comunidad de Madrid, uno de los epicentros de la pandemia. El Hospital Universitario Infanta Cristina (Parla) y el Hospital Universitario del Henares (Coslada) han visto incrementadas sus camas en un 150 % para atender el aumento de pacientes. Las plantillas han sido reforzadas con más celadores y personal de limpieza. Estas nuevas dotaciones se han extendido también a los hoteles habilitados para atender a afectados por el COVID-19.

Como explica Pedro Alonso, director general de Comunicación de Sacyr, la gestión de la crisis la llevan a cabo de mano de la gerencia clínica de los hospitales. “Han delegado en nuestros equipos cualquier actuación necesaria en la infraestructura”. Por otro lado, la compañía ha creado un grupo de trabajo conectado entre las instalaciones de España y Portugal. “Compartimos las medidas adoptadas en Madrid con nuestros compañeros de Braga, Vila Franca y Açores”.

En el Hospital Gregorio Marañón, otro de los espacios sanitarios de referencia en Madrid, Sacyr Ingeniería e Infraestructuras ha emprendido distintas acciones. La primera y más urgente, relacionada con ampliar las plazas disponibles. Alonso detalla que “en sólo 24 horas reacondicionamos una zona del bloque oncológico para dar cabida a 28 nuevas camas. También adaptamos la biblioteca del hospital, y ahora disponen de 21 camas en esa área y trabajamos en otras 60 plazas adicionales en el bloque quirúrgico”. Actuaciones similares han sido llevadas a cabo en el Hospital del Sur de Tenerife.  

Pese a que Sacyr Facilities ha cedido equipos de limpieza a la UME, la división y Valoriza Medioambiente actúan de modo coordinado para localizar y adquirir en mercados internacionales los preciados y escasos medios de protección. “También hemos creado un grupo de trabajo de coordinación y seguimiento ante la administración con todas las asociaciones sectoriales a las que pertenecemos”, afirma Pedro Alonso.

Actividad esencial

Si la actividad del grupo se ha multiplicado en las últimas semanas, los esfuerzos de los 27.000 empleados de Sacyr Servicios han hecho posible el mantenimiento de varias actividades esenciales para el país. Así, Sacyr Agua cuenta con un plan de contingencia que garantiza los suministros y la seguridad de los trabajadores. “Además, tenemos planes específicos para cada abastecimiento, planta de tratamiento y servicio”, detalla Alonso.  “La atención a los clientes sigue por teléfono o de forma telemática. Excepto los operadores de plantas y de servicios esenciales que no pueden ser atendidos remotamente, la mayor parte de los empleados teletrabajan”, añade.

En ayuda a domicilio y residencias de la tercera edad, los trabajadores de Sacyr Social se han reorganizado adaptándose a los nuevos protocolos. “Con el cierre de algunos centros de día, empleados que trabajan en ellos se han ofrecido para hacerlo en residencias que necesitan más personal. Además, se ha reubicado personal de estructura de limpieza y mantenimiento para dar apoyo a los equipos de operación más sobrecargados”, afirma el responsable de comunicación de Sacyr.

Otros puntos especialmente sensibles en estos días son los de la limpieza de las calles, la recogida de basuras y el tratamiento de residuos. “Hemos diseñado jornadas de trabajo en la que no se dan aglomeraciones y es posible mantener en todo momento la distancia de seguridad recomendada. Los empleados están protegidos con EPI’s acordes a la evaluación de riesgos de cada puesto de trabajo. Además, desinfectamos las cabinas de los vehículos y hemos intensificado la limpieza de las instalaciones”, explica Alonso.

En la carretera, Sacyr Conservación mantiene en todos los contratos de conservación de carreteras los servicios esenciales de comunicaciones, vigilancia, vialidad invernal y atención de incidencias para garantizar la seguridad y el tránsito de las mercancías para el abastecimiento de las ciudades y pueblos.

Acción social y empleo

En España, Portugal, Perú y Uruguay, Sacyr ha llevad a cabo varias donaciones para la compra de equipamiento sanitario. En Madrid se han entregado los primeros 300 kilos de gel desinfectante adquiridos por el Ayuntamiento de la capital gracias a esta ayuda.

Cafestore, gestora de áreas de servicio del grupo, ha entregado más de 1.000 kg de comida a asociaciones o fundaciones implicadas en esta causa. Las donaciones se han realizado en Valencia, Vitoria, Mollina (Málaga), Arroyo de la Miel (Málaga), Tudela (Navarra) y Cabezón de la Sal (Cantabria). En Colombia la empresa ha participado en la donación de cestas de comida para personas vulnerables.

La semana pasada, Sacyr lanzó varias ofertas de empleo destinadas a los hospitales de Parla y Coslada. Es preciso personal de limpieza y administrativo además de celadores. El grupo también necesita reforzar plantillas en las residencias de tercera edad y de discapacitados que gestiona Sacyr Social en la Comunidad de Madrid, Ciudad Real, Cuenca, Albacete, Barcelona, Zaragoza y Comunidad Valenciana (Benejúzar, Benidorm, Gandía). Ver ofertas aquí.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here