Rodolfo Dañino: “América Latina sigue con un retraso de tres años frente a las tendencias de EE. UU. y Europa”

COO y cofundador de CREHANA

Diego Olcese y Rodolfo Dañino, fundadores de CREHANA
Diego Olcese y Rodolfo Dañino, fundadores de CREHANA

Los dos cofundadores de CREHANA se conocen desde que tenían 5 años. Iban al colegio juntos y ahí se forjó una amistad que varias décadas después ha evolucionado en un proyecto emprendedor conjunto. Diego Olcese, actual CEO de la compañía, realizó un viaje a Silicon Valley que le inspiró la pasión necesaria para fundar una empresa centrada en cambiar la forma en la que las personas aprenden.

“Me dijo que tenía la idea de hacer una página de cursos online”, recuerda Rodolfo Dañino, COO y cofundador. Él estaba a punto de empezar a trabajar en el sector de la banca. “Pero me acabó convenciendo”, añade. Dieron sus primeros pasos en 2014, en una pequeña oficina junto al restaurante que regentaba la madre de este empresario peruano.

El primer producto que lanzaron al mercado fue Flikn. Empezaron con 20 curso iniciales de muy diversas materias, desde cocina hasta diseño. Esa plataforma estuvo activa durante ocho meses y les sirvió a Dañino y Olcese para aprender mucho sobre el campo en el que habían decidido emprender.

“Llegamos a tener más de 20.000 usuarios registrados de toda Latinoamérica y España”, afirma. Esto les animó a tener un enfoque regional y no solo centrarse en el mercado peruano. También ganaron experiencia en la creación de equipos, en enfocar a esos equipos hacia unas “metas puntuales”, en evitar ciertos errores de comunicación, etc. Pero quizás lo más importante es que fueron conscientes de que tenían que especializarse en un nicho determinado.

MAYOR ESPECIALIZACIÓN

Con todo ese aprendizaje y con la aceleración de Wayra, se lanzaron a crear un nuevo producto desde cero. CREHANA, que nació en abril de 2015, es una plataforma de educación online que ofrece cursos para la industria creativa y de diseño. “Ya no teníamos cursos de mil categorías, nos especializamos”, afirma Rodolfo Dañino.

Formada por más de 220 profesionales y 600.000 alumnos –de los cuales 40.000 son españoles–, la web se centra en enseñar habilidades creativas profesionales a través de cursos online de diversos tipos: diseño, animación y 3D, programación web , fotografía y marketing digital.

Dañino quiere dejar claro que existe una diferencia “abismal” respecto a la formación que se ofrece, por ejemplo, a través de tutoriales de YouTube. “Esta es una plataforma que no se especializa en educación, a diferencia de nosotros –apunta–. En CREHANA tienes asegurada la calidad educativa y profesional”.

Respecto a otras plataformas de la competencia, este proyecto peruano se quiere diferenciar por su preocupación por una “educación efectiva” cuidando mucho el contenido de cada oferta formativa. “Cuando creamos un curso, invitamos a profesionales destacados de toda Latinoamérica y España y los traemos a Perú para graba durante una semana”, subraya el COO de la compañía.

“También trabajamos mucho en que nuestro contenido sea entretenido”, añade. Y otra diferenciación más respecto a la competencia: “CREHANA no es solo una startup, sino que actua como una startup”. “Con esto me refiero a que tenemos una forma de trabajar y una cultura interna bastante acelerada y ambiciosa”, explica en declaraciones a Innovaspain.

Publican alrededor de 15 cursos al mes y tienen la aspiración de subir esta cifra considerablemente en un futuro cercano. Ahí van a tener el reto de mantener el mismo estándar de calidad a pesar de dicho incremento. En cualquier caso, no le asustan los desafíos y recientemente han relanzado su plataforma en España, un país que siempre ha estado entre los que mayor número de usuarios ha aportado a CREHANA.

Además de en Perú, ya tienen oficinas en México y esperan abrir en el futuro en nuestro país. De momento, la idea es aumentar el número de profesores españoles para localizar aún más los contenidos y realizar campañas focalizadas en el territorio.

CAMINO POR RECORRER

“Cuando empezamos, en 2014, el ecosistema de emprendimiento en Perú era nulo; existía apenas Wayra y casi nadie lo conocía”, responde cuando se le pregunta por la situación de la región. Y es que, con la excepción de Argentina, México y Chile, países bastante avanzados en la materia, ese vacío era algo común en casi toda Latino América.

Afortunadamente, la situación ha mejorado. “Hoy en día en nuestro país ya existe Startup Perú y fondos del Gobierno para favorecer el emprendimiento”, afirma Rodolfo Dañino. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer. “Desde mi perspectiva, América Latina sigue con un retraso de tres años frente a las tendencias de EE. UU. y Europa”.

“Por ejemplo, en el campo de la educación online creo ciegamente en que el modelo se centrará en suscripciones mensuales, tipo Netflix –continúa–. Pero en América Latina es algo que aún no puedes hacer porque la gente no está acostumbrada a los pagos online de este tipo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here