Banco Santander
rocio garcia wia

Rocío García: la mente detrás de WIA-Europe en Madrid

Ingeniera de Telecomunicaciones, la responsable de Galileo de Thales Alenia Space ha compaginado siempre su vocación con el voluntariado

Hoy se presenta WIA-Europe en Madrid, una asociación sin ánimo de lucro, que tiene por objetivo promover la visibilidad y el liderazgo de las mujeres en el sector aeroespacial. Además, también tiene como objetivo promocionar este sector en la sociedad y mostrar todo lo bueno que hay detrás a las nuevas generaciones para que se animen a formar parte de él. Innovaspain ha tenido la oportunidad de hablar con Rocío García, la mente detrás del proyecto.

Ingeniera de Telecomunicaciones por la Politécnica de Madrid, la responsable de Galileo de Thales Alenia Space ha compaginado siempre su vocación profesional con una intensa faceta de voluntariado. Ya cuando terminó la carrera, en su época viviendo en Perú, trabajaba con asociaciones de mujeres al tiempo que dirigía una emisora de radio. 

Tras un paso de cuatro años por Bruselas –donde conoció la iniciativa–, Rocío García, pensó en la necesidad de replicar WIA en España. “WIA Europe es una asociación sin ánimo de lucro que se funda en el 2009 y, a su vez, está basada en WIA EEUU. Está presente en toda Europa a través de grupos locales encaminados a promover los objetivos de la asociación”, explica. 

“Un grupo de amigas –y yo misma– conocimos WIA por diferentes cauces (una de ella era directa regional de estos grupos). En España solo estaba la de Barcelona, creada hace un año y medio. Y en Madrid no había nada, algo raro, ya que es un lugar donde la presencia de la actividad aeroespacial es considerable. Tanteamos a varias profesionales –es un mundo pequeño y nos conocemos todos– así nació WIA Madrid. Tuvo una respuesta increíble, espectacular”, afirma. 

WIA-Europe en Madrid

El grupo local de Madrid arranca gracias a esa “increíble” respuesta, tanto mujeres como hombres pertenecientes a diversas empresas e instituciones del sector espacial –Airbus, Alter Technology, CDTI, Crisa, ESA, GMV, Iberespacio, Ineco, Isdefe, Lidax, Sener y Thales Alenia Space–.

Así, las actividades que se van a desarrollar son, entre otras, “la promoción de las carreras STEM y la educación, haciendo énfasis en los campos directamente relacionados con el sector aeroespacial, como cambio climático, los drones para el rescate, la búsqueda y el salvamento por medio de satélites, la asistencia a personas discapacitadas, etcétera”. 

Sacyr

Y, para llevar a cabo estas actividades se organizarán jornadas educativas, conferencias, mesas redondas, difusión en colegios y universidades, participación en ferias de empleo. También se realizarán entrevistas para la promoción de los modelos femeninos en el sector aeroespacial.

“Queremos atraer el talento y animar a que haya diversidad, que aumente. La diversidad trae creatividad e innovación. El porcentaje bajo de mujeres que estudian estas carreras es preocupante. Y a esto se suma a la falta de referentes…”, lamenta Rocío García. Es por eso que en WIA-Europe en Madrid pretenden reunir a cuantas más, mejor, y enseñar, de la mejor manera, lo que es una mujer STEAM.

Referentes

En el caso propio de Rocío García, cuando estudió la carrera, sobre todo tenía interés en aplicar su conocimiento en algo útil para la sociedad. De hecho, amplió su estudios con los de radio y energía solar porque le parecían unos campos en los que se podía aplicar esto, algo que le ayudó en su etapa en Perú, antes mencionada.

Pero antes de Perú, antes de Bruselas, estuvieron el colegio y el instituto. “En mi caso, siempre me gustaron la Física y las Matemáticas. Yo no tenía una vocación grande por la electrónica, pero mi tutora de COU me abrió la puerta a las telecomunicaciones… Por eso es importante tener referentes”, argumenta.

La líder de WIA-Europe en Madrid ha liderado numerosos proyectos para operadores de satélite y agencias espaciales como el INTA, Hispasat, Eutelsat, Agencia Espacial Europea (ESA), CNES (Francia), KARI (Corea del Sur), etc. Ha sido responsable de algunos de los principales retos y proyectos de la compañía, por ejemplo la electrónica del telescopio en SEOSAT/Ingenio, primer satélite español de observación cuyo lanzamiento se frustró el año pasado –“cuando vi que en vez de poner la trayectoria del satélite enfocaban la playa…”–.

Rocío García ha encontrado en el sector aeroespacial muchas cosas. Una de las más importantes, comenta entre risas, que se puede “tocar hardware”. “Diseñamos, probamos y lanzamos al espacio. En otros países no lo llegas a ver en persona, pero en España sí. Fabricamos, observamos; tocamos los cacharros, por así decirlo”. Y, ante todo: “que tiene una aplicación útil para la sociedad”. 

Suscribete a nuestra newsletter semanal