robot submarino Endesa

Para llevar a cabo el mantenimiento de muchas de sus plantas, Endesa está desarrollando una serie de soluciones de innovación con las que poder reducir costes, minimizar riesgos laborales y optimizar este tipo de labores en sus instalaciones de generación térmica. En esta ocasión, la compañía, en colaboración con la startup Nido Robotics, ha presentado y probado con éxito un nuevo robot submarino –ROV (vehículo operado de modo remoto)–, que se utilizará para inspección e intervención en remoto.

Este robot submarino será manejado a distancia por el personal que, hasta el momento, lleva a cabo las labores de mantenimiento en las plantas. De pequeñas dimensiones (29 x 34 x 52 centímetros y 12,5 kilogramos de peso) evitará “total o parcialmente el empleo de submarinistas en tareas de inspección y mantenimiento”, especifican. Asimismo, “reducirá costes en las anteriores tareas submarinas, ya que no es necesaria la subcontratación de equipos de submarinistas compuestos por varias personas y que requieren ser desplazados hasta las centrales, además de optimizar el tiempo de respuesta para el análisis y posible resolución de incidencias en activos que, por estar total o parcialmente sumergidos, no son accesibles”.

Por otro lado, el robot submarino cuenta con un brazo robótico creado para manipular y transportar objetos y está dotado con un sistema de dragado de fondos para la limpieza y extracción de lodos en balsas, depósitos y conductos. Según aseguran desde Endesa, para su uso solo se necesitará uno o dos días de formación, una afirmación realizada tras lo demostrado en sus pruebas de uso, realizadas en tres plantas distintas: la central térmica de carbón y terminal portuaria de Carboneras, en Almería; el ciclo combinado de San Adrián del Besós, en Barcelona, y la central diésel de Melilla. En estas pruebas, además de la limpieza y la recogida de muestras de agua y lodo, han podido tomar imágenes para posibles incidencias.

De hecho, con la calidad de las imágenes y resultados obtenidos, según Endesa, han comprobado que se podrá tener “una ayuda relevante para el uso del robot submarino en inspecciones programadas o específicas, como soporte a tecnólogos o personal de mantenimiento y en operaciones extrapolable a otro tipo de instalaciones”.

Así, el robot submarino podrá realizar sus trabajos industriales, además de en las plantas de Endesa, de la siguiente manera: en torres de refrigeración y balsas de las torres, podrá comprobar el estado de las paredes, la verificación de materiales caídos, de sedimentos o de vegetales; en tomas de agua y bombas, el estado de emisarios y limpieza de las rejillas; en lagos, el seguimiento de pH, la temperatura o el oxígeno; en balsas de lixiviados, de corrientes a escombreras; en pocetes, canales y tuberías de agua, la supervisión de grietas; y en tanques, la supervisión del estado de la pintura interior, estado y sedimentos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here