Tren de Noe ferrocarril
Detalle del Tren de Noé. / Foto: DB Cargo-Oliver Lang

En septiembre llegará a España un tren europeo que tiene la intención de concienciar sobre la importancia del medioambiente en nuestro planeta. Se llama el Tren de Noé, y su nombre no es una casualidad: todos los contenedores del ferrocarril están pintados con imágenes de animales, formando así una campaña de concienciación visual que ha contado con la colaboración de varios artistas de prestigio –dos artistas españoles ampliarán esta obra móvil–. Otra de las ideas de este Tren de Noé es alertar sobre la importancia del transporte de mercancías –de gran relevancia medioambiental–; de hecho, la cuota de este sector es del 18 % en Europa, mientras que en nuestro país apenas supera el 4 %.

Según Renfe Mercancías –filial responsable del proyecto tanto en nuestro país como en Europa, las previsiones indican que el transporte de mercancías "tendrá un incremento global del 30 % en la próxima década: esto representa una importante contribución de las empresas ferroviarias a la protección del medio ambiente ya que el tren es el medio de transporte más sostenible”.  

Asimismo, desde el Rail Freight Forward (RFF), la alianza europea responsable de la iniciativa –formada por un total de 18 compañías, entre las que se encuentra Renfe–, aseguran que “nuestra ambición es aumentar la participación modal de la carga ferroviaria en Europa del 18 % al 30 % en 2030 como la mejor solución macroeconómica para el crecimiento europeo. Es por eso que enviamos la obra de arte móvil más larga del mundo, el Tren de Noé, en su viaje por Europa”.

[Le puede interesar: La alta velocidad de Renfe entra a Francia]

El mercado europeo del transporte de mercancías por tierra es un importante sector económico. Su impacto en el medio ambiente y la sociedad a menudo se subestima, pero es masivo: cada año se producen 275 millones de toneladas de emisiones de CO2 y, por lo tanto, 50.000 muertes prematuras. Es por ello, que una participación del 30 % de la carga ferroviaria para 2030 conducirá “a una ganancia económica de 100 mil millones de euros debido a menos externalidades, 290 millones de toneladas de CO2 de ahorro, 40.000 muertes prematuras menos debido a la contaminación evitada y 5.000 muertes menos debido a accidentes de camiones”, explican desde RFF.

Volviendo al Tren de Noé, cabe destacar que lleva en marcha desde el año 2018, siendo uno de los símbolos finales de la Conferencia Mundial sobre el Clima COP24 de la ONU. Según indican desde un comunicado de Renfe, el ferrocarril ha viajado por Viena, Berlín, París, Bruselas, Roma, Munich y Luxemburgo antes de recalar en España.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here