Rehabilitar edificios para mejorar la eficiencia energética

Fundación Naturgy presenta un estudio con experiencias de rehabilitación de edificios antiguos, en gran medida, responsables de la contaminación europea
rehabilitar edificios eficiencia energetica
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La Unión Europea se ha propuesto ser el primer continente en conseguir la neutralidad climática en 2050. Pero se ha encontrado con un problema: más del 40% de los edificios fueron construidos antes del 1960 y el 90% antes del 1990. Esto es, que el parque inmobiliario europeo es el responsable del 40% del consumo de energía de la UE, del 36% de las emisiones de CO2 y del 55% del consumo de electricidad (según EIT InnoEnergy).

Para combatir esta problemática, Fundación Naturgy ha analizado diferentes experiencias de rehabilitación energética de Europa, Estados Unidos y Australia. Y es que la tasa de renovación de edificios en Europa debería ser del orden del 2-3% anual para poder cumplir con estos objetivos de neutralidad. Sin embargo, la media europea está actualmente en el 1% y España se encuentra a la cola de este ranking. 

“En el análisis de casos realizado, se ha detectado la existencia de demasiados intermediarios y pocos profesionales formados, y se ha constatado también un exceso de burocracia, en muchos casos agravada por la falta de continuidad en las ayudas”, ha explicado Mikel Lasa, consejero delegado de España y Portugal de EIT InnoEnergy, en la presentación. De ahí que haya afirmado que el modelo de interlocutor único sea el mejor.

Modelo de interlocutor único

El estudio de Naturgy sostiene que el modelo de interlocutor único es el más adecuado para dar un impulso a la mejora de la eficiencia de los edificios europeos, un 75% de los cuales es ineficiente energéticamente debido a su antigüedad. 

"Una característica que tienen en común los modelos de negocio más exitosos es una especie de enfoque de interlocutor único, para hacer frente a los obstáculos que tienen los procesos de rehabilitación junto con un acuerdo de financiación innovador para hacer frente el alto coste inicial de las rehabilitaciones. Además, la sensibilización del cliente es señalado como un factor clave para impulsar el mercado”.

“Los enfoques de interlocutor único –explica– suelen reducir la complejidad para los propietarios y usuarios de los edificios, a la vez que amplían la oferta de un producto a un resultado, al ser garantía de rendimiento”. 

Lucienne Krosse, responsable de Ciudades y Edificios Sostenibles de EIT InnoEnergy, ha sostenido también que, en cualquier rehabilitación intervienen muchos actores: propietarios, inquilinos, constructores, fabricantes, ayuntamientos y otras entidades públicas, además de los suministradores de energía. “Hay que coordinar  gestiones con cinco, seis o incluso más partes interesadas. No es solo una cuestión de financiación, sino de la fragmentación de la cadena de valor que hay que organizar”.

La oportunidad de las pymes

Según Naturgy, la creación de redes de colaboración entre pymes competidoras y la elaboración de portafolios es una de las soluciones innovadoras en el diseño de modelos de negocio para rehabilitar edificios. “Al permitir que los proveedores de la competencia, las pymes, colaboren en redes de interlocutor único, el cliente se beneficia: la estandarización de los presupuestos, la credibilidad, la elección, la reducción de los costes administrativos y la visibilidad de las soluciones”. 

Por ejemplo, los casos de negocio estadounidenses exitosos suelen aplicar un enfoque de elaboración de portafolios. “Al fusionar los proyectos en productos (financieros) se cubren los riesgos de incumplimiento de los proyectos individuales, lo que proporciona un menor coste de capital y de seguros, además de otros beneficios de economías de escala”. 

Pagar poco a poco

Sin embargo, “a pesar de la variedad de planes de subvención para promover la eficiencia energética, la adopción de una rehabilitación profunda o incluso superficial es todavía limitada”, ha indicado Lasa, debido a las múltiples barreras con que topan los propietarios: complejidad del proceso, falta de conocimiento sobre cuestiones técnicas y poca concienciación sobre los beneficios de la rehabilitación, además del coste y las ineficiencias en el mercado. 

“Existen modelos interesantes para rehabilitar edificios como los contratos de suministro de energía a largo plazo con capitalización de los ahorros. Con esta fórmula, el propietario no tiene que hacer frente al coste de la rehabilitación en el momento inicial, sino que lo va pagando poco a poco, a través de los ahorros de energía y mediante una cuota mensual similar a la que ya pagaba antes de la rehabilitación”, ha señalado.

Anuario de la Innovación en España 2020

ZONA VIP

Accede a tus contenidos exclusivos

[login_form]

ZONA VIP

Accede a contenidos exclusivos

[login_form]

Suscribete a nuestra newsletter semanal