Objetivos 2030

Con la colaboración de

Cosentino

Recovo: la vuelta a la vida (y a la moda) de los tejidos que antes sobraban

Hablamos con Mónica Rodríguez, cofundadora y CEO de la plataforma que favorece la economía circular al conectar marcas que tienen un excedente de tejidos con aquellas que los demandan. El proyecto es apoyado por Mango a través de Mango StartUp Studio
recovo mango startup economía circular reciclaje tejido reutilizado
De izquierda a derecha: Mónica Rodríguez, Co-Founder & CEO de Recovo; Marta Iglesias, Co- Founder & COO de Recovo; Gonzalo Sáenz, Co-founder & CMO de Recovo y Belén Rallo, directora de Mango StartUp Studio.

Recovo es una plataforma de re-commerce de excedentes de tejido, hilaturas y materiales de producción. Es decir, a través de la recuperación textil, las empresas pueden dar una segunda oportunidad a los tejidos sobrantes y minimizar su impacto ambiental. La startup, fundada por las emprendedoras Mónica Rodríguez y Marta Iglesias, y por el emprendedor Gonzalo Sáenz (los tres con experiencia previa en el mundo de la moda en grupos como Inditex y Tous), recibirá aceleración financiera y formativa por parte de Mango a través de Mango StartUp Studio.

“Comenzamos en julio de 2021. Conocíamos de primera mano los efectos sobre el medioambiente que provoca el desperdicio textil. Nos propusimos convertir el residuo en recurso mediante nuevas conexiones y crear un proyecto con impacto positivo ante un problema real”, explica a Innovaspain Mónica Rodríguez, CEO de Recovo.

Del residuo al recurso

La plataforma logra un match exitoso entre marcas de toda Europa que tienen un excedente textil después de crear sus distintas colecciones y otras firmas que pueden aprovechar esos tejidos y desarrollar colecciones más sostenibles y circulares. “Recovo es la solución para ambas demandas”, añade Rodríguez. Y para agilizar un proceso complejo, han trabajado a fondo su base de datos ligada a un buscador inteligente a través del cual es posible localizar todo tipo de excedentes en base a las especificaciones técnicas del tejido, tipología, gramaje, etc.

Además, la plataforma ofrece a las marcas compradoras anticiparse y programar sus compras según sus necesidades concretas. “Si han diseñado una colección que demandará determinada cantidad de materiales, Recovo es capaz de hacer una propuesta automatizada y enviar los tejidos a medida que tenemos stock disponible. En un mismo lugar pueden encontrar todos los tejidos que precisan y guardar sus colecciones”.  

Mónica Rodríguez añade un punto extra que multiplica la valía de Recovo. “Vamos a lanzar una nueva línea que considerará todos aquellos tejidos que incorporan una alta carga de I+D; tejidos reciclados, reciclables, biodegradables. Son los materiales del futuro. Los vamos a reagrupar y a clasificar en la plataforma. Es algo que no ofrece ningún market place. Facilitaremos la circularidad a las empresas”.  

Almacenaje y logística

Entre las dificultades para llevar a buen puerto su proyecto está evitar la ‘caducidad’ de tejidos especialmente delicados que pueden deteriorarse con más facilidad si pasan demasiado tiempo almacenados. “Por eso es importante que, una vez identificados como excedente, las marcas den salida a estos tejidos lo antes posible para que otras empresas los pueda reutilizar sin que hayan perdido calidad”, indica Rodríguez.

Recovo quiere que el apartado logístico sea aún más eficiente para las partes implicadas, con una mejor experiencia de cliente, y reforzando el control de los tiempos y de la calidad de los envíos. “Utilizaremos tecnología de geolocalización. Imaginemos que un cliente de Portugal nos pide algodón para confeccionar camisetas y que la plataforma le da tres opciones muy similares. Lo ideal es que el proveedor elegido sea el más cercano al cliente. Cuando son varios los tejidos que el comprador necesita, priorizaremos que sea un mismo vendedor el que los suministre. En definitiva, buscamos reducir todo lo posible las emisiones contaminantes”. Por el momento, Recovo ha medido su impacto en ahorro de agua: la plataforma ha evitado el consumo de 10 millones de litros.

El apoyo de Mango

Seleccionados por Mango StartUp Studio “entre otros muchos proyectos”, Mónica Rodríguez cree que el apoyo del gigante de la moda les ayudará a afinar su modelo de negocio, a seguir creciendo y a crear un impacto positivo más generalizado. “Si queremos empujar modelos de economía circular, es clave que las grandes del sector se involucren y tiren de las demás. Que Mango se haya fijado en nosotros también aporta credibilidad a la iniciativa”.

A medio-largo plazo, “y con mucho camino aún por recorrer”, Recovo seguirá recuperando tejidos de moda en Europa y facilitando la reutilización a mayor escala. “Ojalá el 100 % de las marcas europeas estén en nuestra plataforma para optimizar procesos y poder crear estrategias ad hoc”. Actualmente, el 70 % de las operaciones de la plataforma son internacionales y es fuerte en países como Italia, Francia o Portugal.

Un futuro circular para el sector

El 90% de la pérdida de biodiversidad está relacionada con la forma en que extraemos y procesamos los recursos naturales. “La industria de la moda necesita innovación y nuevos modelos de negocio. Debemos ir hacia el aprovechamiento de recursos: reducir, reutilizar, reparar y reciclar”, argumenta Rodriguez.

La CEO de Recovo añade que el impulso de la economía circular necesita que las empresas tradicionales cuenten con equipos específicos formados en esta materia. “También conviene mejorar los cauces de comunicación con la ciudadanía para que entienda los beneficios que encierran estas estrategias y un mejor acceso a la financiación para los proyectos que tienen un claro compromiso con la economía circular”. En materia legislativa, Mónica Rodríguez opina que se están dando algunos pasos adelante importantes hacia modelos comerciales más sostenibles.  

Relaccionadas