Reconocimiento a la plataforma del INTA para el desarrollo de vacunas veterinarias

Premio a la Excelencia Agropecuaria en la categoría Mejor trabajo de Investigación

INTA vacunas veterinarias

El conocimiento generado desde la plataforma del Instituto de Biotecnología (IB) del INTA Castelar (Argentina) para la obtención de vectores basados en virus, con el fin de desarrollar vacunas veterinarias, ha sido premiado en la XVI edición del Premio a la Excelencia Agropecuaria en la categoría Mejor trabajo de Investigación.

En ese marco, el organismo consiguió el único galardón para el sector público entregado este año por La Nación-Banco Galicia, en La Rural de Palermo. Se reconoce así su potencial para constituir una alternativa viable para la producción de vacunas que contribuyen a controlar y prevenir enfermedades que afectan a la salud animal

Con esta plataforma, se obtuvo la primera vacuna biotecnológica argentina para pollos y se avanza con una destinada a bovinos y otra contra el virus de la rabia

El presidente del INTA, Juan Balbín, ha subrayado el “trabajo de 20 años para el desarrollo de la primera vacuna”, que continúa con nuevos aportes “en salud animal y también en salud humana”.

“Implementamos plataformas para la obtención de vectores basados en virus que son atenuados, es decir, incapaces de infectar productivamente a aves y mamíferos”, ha señalado Gabriela Calamante, investigadora del IB.

En esta búsqueda de nuevas inmunizaciones seguras y efectivas, hoy ofrecen a las explotaciones avícolas comerciales “la primera vacuna vectorizada desarrollada en el país con capacidad para proteger a las aves contra la Enfermedad Infecciosa de la Bursa (IBD), conocido como enfermedad de Gumboro”. “Una afección altamente contagiosa e inmunosupresora en pollos jóvenes que provoca pérdidas en aves de producción”.

Desde hace 7 años trabajan en una vacuna antirrábica basada en vectores virales no replicativos. “Tiene la ventaja de evitar la manipulación de los agentes infecciosos que causan la enfermedad durante la producción de los stocks vacunales y, además, como no replica productivamente en mamíferos se evita su diseminación hacia otros animales o el medioambiente”, explica la investigadora.

Al respecto, ya se encuentra en la etapa de evaluación en bovinos para determinar los niveles de anticuerpos seroneutralizantes del virus rábico y su duración en el tiempo.

En esta edición del premio, que cuenta con el auspicio de la Fundación Ford y del Instituto de Promoción de la Carne Argentina (IPCVA), se recibieron 255 categorías para las 11 categorías en la que se divide.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here