realidad virtual y ginecologo
Imagen virtual de embarazo ectópico

La realidad virtual ya ha entrado en la consulta del ginecólogo después de que MAR&Gen, una clínica granadina, haya comenzado a aplicar la ‘histeroscopia virtual’. Se trata de un nuevo sistema, desarrollado junto con investigadores de la Universidad de Granada, que utiliza la realidad virtual para facilitar la detección y el tratamiento de múltiples anomalías responsables de infertilidad y abortos involuntarios. Su objetivo es que las exploraciones ginecológicas dejen de ser invasivas y dolorosas, reconstruyendo virtualmente en 3D la cavidad de los órganos pélvicos de las pacientes.

Para ello se vale de una serie de grabaciones ecográficas bidimensionales que “permite detectar diferentes patologías mejorando la precisión y rapidez del diagnóstico y la comodidad de las pacientes”, según ha destacado Jan Tesarik, director del equipo de investigadores que ha desarrollado el sistema. Así, aplicar los programas de procesamiento digital de imágenes junto con los últimos avances en la toma de imágenes ecográficas, permiten reconstruir la realidad espacial del útero y visualizar todas formaciones patológicas.

En este sentido, Tesarik ha explicado que gracias a la realidad virtual “ya no se necesita ni la inserción de instrumentos en la cavidad uterina ni la exposición de la paciente a la radiación ionizante. Un rápido examen ecográfico transvaginal es suficiente”.  Como consecuencia, ha incidido, “el coste de la exploración es menor y ofrece más precisión en comparación con las técnicas actualmente disponibles”.

Un ejemplo de ello, han afirmado los investigadores, es el de los embarazos ectópicos, que son aquellos en los que el embrión se implanta fuera del útero, casi siempre en la trompa. Suponen un 2% de los casos y pueden suponer un grave riesgo para la embarazada. Hasta ahora, los métodos diagnósticos habituales son muchas veces inconcluyentes. Sin embargo, Tesarik  ha resaltado que con este nuevo sistema lo que se utiliza es una endoscopia virtual que no requiere sedación, con la cual es posible “evaluar la cavidad uterina, incluyendo el canal de las trompas uterinas, el contenido de grandes folículos de ovarios (para localizar los ovocitos), la morfología de embriones  recién implantados en el útero y el interior los de vasos sanguíneos de pelvis”.

Aplicaciones más allá de la ginecología

Los investigadores también han defendido que, con sus debidas adaptaciones, esta técnica de endoscopia virtual también se puede utilizar en otros campos de medicina. Por ejemplo, podría servir para evaluar, de manera no invasiva, la cavidad de la vejiga urinaria y los uréteres para detectar malformaciones, cálculos y cáncer, los senos para detectar cáncer y otros tumores, el sistema vascular hepático, arterias y venas en varias partes del cuerpo, incluyendo la aorta y las arterias coronarias del corazón, el colon para detectar pólipos y cáncer, así como la vesícula y ducto biliar para detectar cálculos y cáncer.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here