Ramón de Cózar: “Vamos con el cuchillo en la boca abriendo la selva de la innovación”

El director de Innovación de Prodware analiza y motiva la transformación digital de las empresas: lo que hay, lo que vendrá y sus ventajas

Ramon de Cozar Prodware transformación digital

La capacidad de abarcar productos con cualquier problemática y tamaño es lo que ha hecho que Prodware haya sido catapultada como una de las compañías tecnológicas del momento. Son capaces de acompañar a las empresas en todas las etapas de su transformación digital y, al estar muy ligada al mundo de Microsoft –utilizan innovaciones suyas, de hecho han sido nombrada como su ‘Partner del año 2018’– las soluciones son interminables.

Para Ramón de Cózar, director de Innovación de Prodware, lo que están viviendo ahora es “un momento dulce, fantástico. Ahora mismo somos la punta de lanza, con el cuchillo en la boca abriendo la selva de la innovación”. La compañía, en el día a día, tiene que atender proyectos, clientes, y prepararse ante todo. “Lo que hacemos es estar atentos a todas las novedades que se sacan, algo que abruma. Y tenemos que evaluarlo, ver su madurez, y ver la aplicación en las compañías, masticárselo”. Según De Cózar, es difícil en el día a día, “pero lo tenemos estructurado de manera que esa búsqueda de todo lo que se mueva se traslade al resto de compañeros. Tenemos todo organizado”.

Este ingeniero técnico de Telecomunicaciones hizo, como él mismo cuenta, el camino al revés de lo que suele ocurrir: primero trabajó en la universidad, y de lo público se pasó a lo privado. Siempre en empresas de tecnología, ha trabajado por cuenta ajena, aunque también ha montado las suyas propias –lleva en Prodware desde 2015–. Hace poco más de un año se le ofreció ser director de Innovación “porque tenía que ser parte de nuestro ADN estar en todos los rincones de este sector”.

Con “todos los rincones se refiere a que, además de estar muy ligados a Microsoft, también tienen sus propias soluciones para empresas. Un momento “entusiasta” para ellos, pero que para De Cózar no parece extrapolarse a muchas compañías. “Quizá no entienden el momento en el que estamos. A lo que estamos viviendo yo lo llamo tecnocracia, ya que la tecnología alcanza cualquier tipo de empresa, por coste, por precio… Ya es necesario para cada sector. Hoy en día, esto es una realidad: la calidad tecnológica es igual para cada compañía, ya es algo cultural”.

Para él, actualmente hay muy pocas diferencias entre empresas. Además del posicionamiento, es la capacidad de invertir en aspectos diferenciadores lo que marca a cada una. “La mediana y la pequeña operan más directamente, más interpersonal. Y eso se está fusionando. Tienen la capacidad de acceso que los grandes solo tenían entre ellos. Ahora ya no. El cambio filosófico y mental ha hecho que ahora puedan competir todos contra todos. Y sin grandes costes”. De ahí que defina a la innovación como una selva. “Hoy en día –explica– una startup es capaz de tener poco dinero y competir en cualquier mercado. Si nace fresca, solo con ideas, puede hacerlo. Los tradicionales a veces no se dan cuenta de que pueden competir al mismo nivel”.

Según De Cózar, las nuevas compañías ya nacen con elementos innovadores. Las tradicionales, si no ven rentabilidad, dejan la transformación digital de lado –que no la digitalización–. Algo que es casi un pecado para él. “Para mí, la digitalización es una palabra del pasado. Yo utilizo ‘transformación digital’, que abarca mucho más. Hay empresas que pueden sobrevivir sin su web, pero no pueden vivir sin la transformación digital. Se van a ir dando cuenta. Hemos notado que hay mezcla de distintas edades y entre los millenials, el baby boom y la Generación Z hay un gran choque que está transformando el tejido empresarial. Hay un cambio generacional y habrá un punto de inflexión”.

De ahí las soluciones de Prodware. “Cuando vienen ese tipo de compañías reacias a la transformación digital, les mostramos que solo son problemas concretos que se pueden solucionar. Una vez que ven la solución, es más fácil inculcarles la innovación. Cuando lo ven, lo saben. ‘Mira que poco ha costado, mira las licencias, mira qué rápido, y mira qué rápido se han devuelto los resultados’. Su misión, más allá de Prodware, parece ser motivar de todos los modos posibles. “Que la gente no tenga miedo a la tecnología, porque hay veces que la gente es reacia por miedo, por encontrarse en el precipicio. ¿Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer? Yo digo lo contrario. Solo hay que comprobarlo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here