Rafael Vivanco: “Innovamos en vinos de Rioja buscando sus raíces”

En plena campaña de vendimia, Rafael Vivanco explica cómo innovar en una denominación tradicional como Rioja

Rafael Vivanco, enólogo de Bodegas Vivanco

En plena campaña de vendimia, Rafael Vivanco explica cómo innovar en una denominación tradicional como Rioja. Y es que si algo caracteriza a Bodegas Vivanco es su compromiso con la innovación a la hora de elaborar vinos de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja.

La denominación DOCa Rioja es un sello de calidad de prestigio internacional que garantiza que el vino ha sido fabricado respondiendo a unos controles mucho mayores y requiere que toda la producción de caldos que se ampara bajo esa denominación se debe vender embotellada, y nunca a granel.

En bodegas Vivanco el vino es ante todo una forma de vida desde una perspectiva innovadora y llena de energía, donde se ofrece una experiencia única y exclusiva en torno a la Cultura del Vino. Bodega, Fundación y Experiencias son el fiel reflejo del compromiso de la Familia Vivanco para “devolverle al vino lo que el vino les ha dado”

Detrás de esta filosofía está la pasión de Rafael Vivanco y su equipo y un trabajo de investigación en torno a las variedades autóctonas riojanas en las 300 hectáreas de viñedo propio que posee la bodega. Todo esto ha dado lugar, durante los últimos años a algunos de los vinos más atrevidos de la denominación Rioja.

“Una bodega donde se entiende el vino desde una visión exigente, dinámica y actual. Un proyecto enológico contemporáneo con unos vinos diferentes y singulares, procedentes de los viñedos de la familia. La expresión auténtica de una tierra repleta de curiosidades”, así se definen en bodegas Vivanco.

Sus monovarietales Colección Vivanco Parcelas de Garnacha, Colección Vivanco Parcelas de Mazuelo, Colección Vivanco Parcelas de Maturana Tinta y Colección Vivanco Parcelas de Graciano, y sus vinos de finca Colección Vivanco 4 Varietales y Colección Vivanco 4 Varietales Dulce de Invierno, todos ellos premiados nacional e internacionalmente, han desvelado las enormes posibilidades de estas variedades riojanas para elaborar vinos con gran personalidad si se cultivan en terruños adecuados.

A eso hay que sumar la reinterpretación de las categorías clásicas de Rioja con vinos de perfil moderno como Vivanco Crianza y Vivanco Reserva, y la incorporación de variedades como las también autóctonas tempranillo blanco y maturana blanca a su vino.

Viñedos propios

Una gran diferencia de nuestra bodega es que todos los vinos Vivanco son de viñedo propio. Esto es muy diferenciador de la mayoría de las bodegas medianas como nosotros, o incluso las grandes. Nosotros tenemos viñedo propio al cien por cien, y eso permite profundizar e innovar en los terruños, los lugares donde se cultiva la viña, y las variedades de uva que se utilizan”, explica Rafael Vivanco, enólogo de las bodegas Vivanco.

Esta característica marca la diferencia respecto al resto de bodegas, que elaboran los vinos a partir de lo que tengan los viticultores de la zona. Además, permite “hacer los vinos a la medida que uno quiere, desde los primeros brotes de primavera hasta la vendimia”, resalta Rafael Vivanco.

Además, les permite buscar terruños poco conocidos de Rioja. Para quienes estén poco familiarizados con esta nomenclatura, un terruño es una región geográfica con características homogéneas que se destaca por determinadas propiedades de su producción de vino. El viñedo propio y la elección del terruño permite a Bodegas Vivanco “hacer vinos con expresiones aromáticas muy diferentes a los clásicos. Y eso nos diferencia desde el punto de vista de viñedo”.

También son innovadores en la elaboración de sus vinos: “desde 2005 incorporamos maneras más modernas de elabora el vino, usando la gravedad, que implica reducir al máximo el uso de bombas, que al final suele generar rotura de las pieles, las pepitas, vinos más cerrados en aromas, más reductores y menos expresivos que los que nosotros producimos”.

Para fermentar los tintos, Vivanco ha apostado por el uso de tinos de roble, “porque da vinos muy elegantes y redondos, con bocas muy pulidas, agradables y abiertos en aromas”. Una enología más moderna, introducida por Rafael Vivanco, que busca sobre todo preservar los aromas frente a las fermentaciones rápidas.

La Colección Vivanco

En la colección Vivanco, la gama más alta de esta bodega, se busca la mínima intervención y manipulación del vino. “No hacemos trasiegos de una barrica a otra, algo que tradicionalmente se hacía de 3 a 5 veces en los crianzas y reservas. Esa elaboración aporta oxígeno y fatiga al vino y hace que los aromas más afrutados, más florales, los que muestran el terruño, se van estropeando y dan notas a madera y colores más teja, que son más característicos de los vinos clásicos”, detalla Rafael Vivanco. También han optado por no clarificar.

Estos procesos innovadores los aporta Rafael Vivanco después de sus estudios en Burdeos. “Los incorporo a Rioja en Enero de 2001 y ven la luz con la Colección Vivanco en 2005. Solo la primera añada, con un vino como graciana, una uva riojana a 100%, fue ganadora del único concurso en el que el jurado está formado por más de 400 sumilleres a cata a ciega. Lo eligieron como el mejor vino envejecido en barrica tinto de España”.

Desde 2005, poco a poco quiero hacer vinos más innovadores, aprovechando la tradición e innovando en la intervención, para dejar que se exprese lo mejor posible la viña, la variedad”, resalta Rafael Vivanco. El objetivo, hacer vino interviniendo lo menos posible en el proceso.

Cómo innovar con un Rioja

La mayor innovación es poner el foco en que la calidad principal está en el viñedo, y no tanto en la elaboración”, apunta Rafael Vivanco. Algo que se consigue con un conocimiento profundo de los suelos, las variedades, los terruños, la climatología y contar mucha diversidad de viñedos. “Esto es cultura de vinos, cultura de Rioja”.

Colección Vivanco incorpora elaboraciones muy singulares de pequeños viñedos de Maturana tinta, una variedad recuperada, que no existía en el mercado hasta 2009-2010 y que Bodegas Vivanco fue pionera en sacar al mercado, cuando estaba a punto de extinguirse.

Junto con Maturana Blanca, han recuperado Tempranillo blanco. “Hace unas pocas semanas, hemos sacados nuestro primer blanco en la marca colección Vivanco, una innovación muy clara en los blancos de rioja, con mezcla de variedades desconocidas o muy poco conocidas, como Garnacha blanca, Maturana blanca, Tempranillo blanco y solo un poco de Viura, la variedad tradicional de siempre de Rioja”.

A esto se une la elaboración mediante envejecimiento en lías, la materia sólida que queda después de la fermentación, formadas por las levaduras muertas y otra serie de sustancias procedentes de la uva. “Solo una pequeña parte está en barricas, por lo que la complejidad del vino no viene tanto del roble como de la propia calidad de la uva y el lugar donde se cultiva. Es la colección de vino blanco de guarda.  Una innovación en blanco”, destaca Rafael Vivanco.

Respetar el terruño

También ha sacado al mercado el primer vino dulce de Rioja, lanzado en 2009 y hasta hace muy poco ha sido el único vino dulce de esta denominación. Es un vino naturalmente dulce, porque “la uva se deja en la viña hasta prácticamente enero, después de las vendimias, para que vaya concentrándose. He aplicado el conocimiento de los blancos dulces  de Sauternes, en Francia, pero aplicándolo a nuestras variedades propias de Rioja”

Con esto han logrado hacer un vino dulce de guarda, que evoluciona muy bien en el tiempo, lentamente, y mejora en la botella cuando está bien conservado, algo que los vinos normales del mercado no tienen posibilidad de lograr.

Los de Vivanco son caldos genuinamente riojanos, pero aportando nuevas formas de elaborarlo. “Eso es lo bonito, conocer una cultura muy expresiva, diversa, más allá de los clásicos Riojas, aportando otras cosas. Vivanco es la marca para ello. Igual que el etiquetado de sus botellas”.

La cultura del vino

Junto con los vinos, se cuida la cultura. Desde la Fundación Vivanco, unen el pasado con el presente, ofreciendo un apasionante viaje a través del conocimiento y la historia, con un Museo único donde se descubre la esencia del vino desde la experiencia, la sensibilidad y la innovación. Su museo del vino está considerado internacionalmente, por la calidad de los contenidos, como uno de los más completos, según la Unesco.

Vivanco se propone, además, llevar al amante del vino a un nuevo universo de sensaciones, donde los caldos son los protagonistas. Se trata de una nueva forma de “enoturismo”, a través de más de 9.000 metros cuadrados que sin duda logran despertar emociones con las actividades que organizan a      alrededor de la cultura, el arte, la gastronomía, el sabor y la diversión. Un punto de encuentro perfecto entre conocimiento y disfrute del vino, al estilo paladeándolo sin prisas, rodeados de amigos y actividades agradables.

Esto es algo que hay que transmitir y es muy importante la labor con la fundación Vivanco, somos muy innovadores en las publicaciones en torno al vino”, destaca Rafael Vivanco. Además, destacan sus excavaciones arqueológicas, llevadas a cabo conjuntamente con el CSIC, en Tudelilla, en la Rioja Baja, “donde tenemos bastante viñedo, una zona maravillosa de Garnachas, las mejores de riojas”.

En un terreno comprado para viñedo, en esa zona, descubrieron restos arqueológicos y una pequeña cueva, donde los vecinos más antiguos del pueblo recordaban haber jugado. Decidieron investigar, y encontraron restos de una ermita y una bodega medieval.

“Llevamos 12 años de excavaciones con profesionales y hemos encontrado restos romanos y celtiberos. Estamos estudiando, además, las semillas de vid que había en los restos de la bodega. Con el CSIC analizamos su genética. Es un proyecto muy innovador que nos permite ahondar en la ecología agrícola de la vid, es el hallazgo más antiguo en Rioja, y se pueden conocer todos los estratos dese la época romana hasta nuestros días”, detalla Rafael Vivanco.

Todo esto define a Bodegas Vivanco, como innovadores en la cultura del vino, que va más allá viñedo únicamente. “Innovar en rioja es coherente con el objetivo de transmitir la cultura a través de la Fundación y el enoturismo, dando un valor importante a lo verdadero del mundo del vino. Queremos profundizar en lo genuino, Innovamos buscando las raíces”, concluye Rafael Vivanco.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here