PWN mujer emprendedora

Professional Women’s Network (PWN) Madrid y Wayra han presentado M+50 Emprende, una iniciativa con la que pretenden entrenar, asesorar y apoyar a emprendedoras y profesionales de más de 50 años para que sean líderes del emprendimiento y motores de su proyecto, ofreciéndoles apoyo y herramientas para afrontar los retos de una nueva vida profesional. Por ello, han organizado un encuentro por el Día de la Mujer Emprendedora han dado su visión sobre lo que significa emprender con esta edad –o menos– siendo mujer.

“Queremos aumentar las capacidades de emprendimiento de las mujeres, aunque las cifras no son buenas”, ha señalado Raquel Cabezudo, presidenta de PWN Madrid. De ahí la importancia de esta iniciativa. Hay 112.000 mujeres con alto nivel educativo que se encuentran en el paro y, según ella, los datos empeorando. “Estamos en un momento de no crecimiento. La mujer es la primera de la que prescinden cuando hay crisis, y el hombre es el primero en el que se cuenta cuando hay crecimiento. Además, nos hemos dado cuenta de que los hombres se apoyan mucho entre sí, al contrario que las mujeres. Y no tenemos una gran red de contactos, por eso queremos que M+50 Emprende lo tenga, que haya mujeres que se vean a menudo y se pueda generar negocio. Nos comprometemos a tener resultados en 2020”, ha declarado.

Por otro lado, la directora de estrategia, operaciones y marca de innovación abierta de Telefónica, Blanca Drake, ha asegurado que desde las tres iniciativas de Telefónica Open Innovation (Open Future, Wayra, Innovation Ventures) “apoyamos el emprendimiento femenino desde 2015. El 11 % de la inversión de Telefónica en startups se destina a proyectos liderados por mujeres (el 21 % de las startuos están lideradas por mujeres). La diversidad suma, aunque desde que empezamos las cifras no se han movido muchi, parece insuficiente… Y es por eso que estamos aquí”.

En el evento para mujeres emprendedoras de más de cincuenta años ha estado presente María Luisa Castaño, directora general de investigación e innovación tecnológica de la Comunidad de Madrid, que ha explicado, además de sus casos personales –química que iba para bióloga, emprendedora desde hace un año– la labor de la Comunidad para apoyar el emprendimiento en general. 

“Mi cometido –ha explicado– es que la Comunidad sea un lugar atractivo para atraer y retener el talento como activo de desarrollo. Madrid es un perfecto ecosistema para ello, solo hay que darle brillo”. Asimismo, Castaño ha destacado que en Europa y España, el papel de las pymes es muy relevante. “Aunque lo que nos diferencia es que en Europa todo es mucho más equilibrado entre grandes y pymes. En España hay mucho autoempleo y muchas empresas que no llegan a desarrollarse. El aprendizaje es esencial, el avance de la tecnología es extraordinaria y no todo el mundo puede ir a esta velocidad, cosa que las pymes, por tamaño, sí”.

Por último, para terminar de celebrar el Día de la Mujer Emprendedora han organizado una mesa redonda formada por Pilar Troncoso, fundadora y vicepresidente senior de Nodalblock; Ana Pérez, cofounder Canard Drones; Carlos Molina, presidente y fundador 50 Pro; Ernesto Muñoz, socio de Fellow Founders y Luisa Rubio, responsable de desarrollo de negocio en Wayra España. En ella han hablado de lo que significa emprender para las mujeres, cómo lo hacen, cómo se les apoya y sus principales diferencias respecto a los hombres.

Luisa Rubio, por ejemplo, considera a la hora de seleccionar un proyecto de innovación que esté en concordancia con las tecnologías del porfolio de Telefónica se va a apoyar, más allá de su inversión. Lo mismo para STEAM. “Intentamos trabajar con las niñas en colegios y universidades para que lo tengan impregnado desde pequeñas, que no vayan a los estándares tradicionales. Necesitamos referentes de mujeres emprendedoras para que todas las mujeres que tengan curiosidad puedan contar con un role model en el que fijarse”, asegura.

Del mismo modo, tanto ella como su compañía quieren buscar startups lideradas por mujeres para colaborar, pero no de forma puntual. “Tras mi experiencia en Silicon Valley debo decir que parece que nos llevan años de ventaja. Tienen muy interiorizado la brecha de género y por origen. Ahora quieren incluir también por franjas de edad. En España solemos ser punta de lanza en varias cuestiones, pero hay que integrar en varios segmentos, no solo en uno. Hemos hecho un estudio, y el estudio muestra que en equipos con diversidad el ratio de mortandad de la startup baja considerablemente, por lo que los inversores también debemos fijarnos en esos detalles”.

Sobre EEUU también ha hablado Pilar Troncoso, trabajadora durante muchos años en PwC, empresa a la que le agradece la experiencia obtenida para tener un bagaje con el que poder emprender. “Una de las cosas que aprendí en PwC son los procesos de empresas. Y en España tenemos que pasar por innovación, validar procesos… En EEUU es todo mucho más rápido. Puede haber choques culturales, pero es más rápido vender, que al final es lo que de verdad importa”.

El perfil de las mujeres emprendedoras es muy parecido y, entre las que tienen éxito, más. Es una pena que en ese contexto no se vean mujeres que no tomen el riesgo”, ha asegurado Ernesto Muñoz. Sobre esta línea, ha declarado que, con la edad, “es más fácil conseguir confianza para buscar el dinero y poder emprender. Hay un plus por experiencia y conocimiento”. Así, existe mucha ayuda pública para la parte de I+D+i, pero cuando los proyectos pasan por el proceso de creación y quiere escalar y necesita inversión privada es cuando “hay que dar el do de pecho”. ¿Qué hacer entonces? “Hay que sentirse arropado por algo más que la ayuda pública. Necesitamos una fiscalidad más generosa para apoyar el emprendimiento, también el femenino. Es una pena que se fijen más en lo que se hace fuera que lo de su propio país, las cosas a mejorar”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here