Hackathon Madrid #VenceAlVirus coronavirus COVID-19

Más de 7.390 participantes de casi medio centenar de países decidieron pasar el fin de semana de una manera diferente. Un total de 48 horas convertidas en lo que los organizadores del hackathon virtual #VenceAlVirus llaman ‘esprint de desarrollo intensivo del proyecto’. Mucho trabajo y mucho talento, todo ello “al servicio de este gran propósito que tenemos entre todos: aportar soluciones en distintos ámbitos a la crisis que nos ha dejado el COVID-19”.

Son palabras del consejero de Ciencia, Universidades e Innovación de la Comunidad de Madrid, Eduardo Sicilia, al anunciar a los quince mejores proyectos de los 244 que se han presentado, aunque han llegado a estar activos 758 a lo largo del fin de semana. Algunos de ellos se han fusionado porque, como afirmaba una de las dinamizadoras el sábado, en la jornada de apertura, “se trata de unir fuerzas”; de utilizar ‘y además’ en lugar de ‘pero’, de construir sobre lo que otros han hecho.

Los elegidos comienzan a trabajar ya de cara a la presentación que realizarán en el panel final previsto para el lunes 13 de abril. Además, debido a la elevada participación y a la calidad de las propuestas, este viernes repescarán otros seis proyectos más. Y es que el objetivo del Gobierno regional es que todas iniciativas, elegidas o no, continúen desarrollándose en las próximas semanas.

Prevención en salud

Tal y como ha apuntado Sicilia, se ha registrado una “abrumadora participación de los proyectos relacionados con la salud y las personas, evidentemente por el momento crítico que estamos pasando en estos momentos desde el punto de vista sanitario”.

Esto se ha visto reflejado también en la selección de los proyectos, ya que casi la mitad de ellos abordan cuestiones relacionadas con la salud desde un punto de vista preventivo y no sólo reactivo. Es el caso de:

– Helpacket: pretende atajar la falta de abastecimiento de material sanitario conectando la oferta y la demanda de material entre fabricantes, usuarios y personas que están en sus casas produciendo distinto tipo de material sanitario.

– Tu farmacia a punto: una herramienta digital que interconecta las farmacias de la Comunidad de Madrid, y que aspira a facilitar al usuario la disponibilidad de productos de las farmacias más cercanas, evitándoles colas y desplazamientos. Al mismo tiempo, gracias a los datos recogidos por la aplicación y a técnicas de machine learning, se ayudaría a los farmacéuticos a gestionar sus stocks de manera automática e inteligente. 

– Sin Cov2: un proyecto de descontaminación para reducir la carga en el aire interior de hospitales y residencias. Un proyecto que destruye los virus y las bacterias suspendidos en el ambiente.

– La nariz electrónica: un dispositivo similar a un alcoholímetro para detectar biomarcadores de la infección vírica que permita un diagnóstico rápido del Covid-19.

– Smart Dyspnea: que propone la identificación precoz del síntoma de la disnea para evitar saturar el sistema sanitario. Se haría desde el propio domicilio de cada uno.

– GeriSystem: un sistema que permite establecer una tele-consulta a tiempo real en la que se puede intercambiar información como la saturación de oxígeno, frecuencias respiratoria y cardíaca, sintomatología del paciente u otros datos acústicos o visuales. Esta información se recogerá con el material médico que cada residencia tenga a su disposición.

– Salud Integra: un proyecto que promueve los tests serológicos fiables para determinar y conocer quiénes están o no inmunizados frente a la CoViD19, de manera que puedan reincorporarse a sus actividades profesionales, a la mayor brevedad posible. 

Para los pacientes

Respecto a los proyectos que se enfocan a mejorar la calidad de vida de los pacientes, los elegidos son:

– Capture: un ensayo clínico que aspira a mejorar el tratamiento de pacientes infectados con coronavirus, reduciendo la ratio de mortalidad, favoreciendo una recuperación más rápida y disminuyendo efectos adversos a largo plazo.

– Máscara de Buceo: un proyecto permite salvar vidas de pacientes COVID-19 ante la imposibilidad de disponer de respiradores suficientes y de espacio en UCI para todos.

– Oxygen 19: propone oxigenoterapia domiciliaria a pacientes leves de covid que no requieran hospitalización, de forma que puedan destinarse esos puestos para gente en estado más grave.

– Al Loro: una herramienta de asistencia telefónica automatizada con voz humana especialmente pensada para personas mayores, a las que puede redirigir a un especialista. 

Convivencia y economía

Hay un proyectos seleccionado que se podría encuadrar dentro del apartado de la mejora de la convivencia en comunidad. Se trata de:

– E-citizen: inciiativa que emplea la inteligencia artificial para seleccionar sólo información contrastada y veraz.

Por último, los proyectos relacionados con el reto de la economía, la empresa y el empleo son:

– Nuevos hábitats frente a las crisis globales: proyecto piloto de acción integral para la implantación del teletrabajo.

– Holder: iniciativa que propone que el ciudadano visualice cómo su consumo (productos y servicios que compra en una plataforma de Marketplace y de los que podrá disfrutar una vez se levante el estado de alarma) contribuye a la conservación del empleo y recuperación económica.

– Inmuno Pass: una propuesta de pasaporte inmunológico para la reactivación del empleo con personas que ya hayan generado anticuerpos y puedan incorporarse a la vida laboral de forma activa presencial. 

En equipo y a distancia

El hackathon virtual #VenceAlVirus se ha celebrado en colaboración con entidades del ecosistema madrileño de universidades, investigación e innovación. Destacan, entre ellas, MediaLab Prado, la plataforma de colaboración MIDE – Madrid Innovation Driven Ecosystem, el Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Software (iMdea Software), la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), y toda la fuerza de las universidades públicas y privadas de la Comunidad de Madrid.

Los equipos multidisciplinares que han participado están conformados por profesionales del mundo universitario, de la investigación, emprendedores, empresarios y miembros de la sociedad civil procedentes del movimiento maker, la Ciencia ciudadana y estudiantes, entre otros. 

Además de los 165 mentores que han puesto su experiencia en beneficio del bien común, los participantes han contado con el apoyo de unos 15 dinamizadores que les han guiado a la hora de realizar un trabajo en equipo de manera online. Para ello han contado con distintas herramientas, principalmente Taiga (como plataforma para gestionar los proyectos y distribuidor visualmente las tareas) y Mattermost (como vía de comunicación).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here