Objetivos 2030

Con la colaboración de

Cosentino

Nace el Corredor del Hidrógeno del Ebro

Este gran proyecto entre comunidades pretende promover las iniciativas en torno al hidrógeno renovable que ya se encuentran en marcha
corredor del hidrogeno del ebro proyecto

País Vasco, Navarra, Aragón y Cataluña serán las cuatro comunidades autónomas que se encargarán de potenciar las iniciativas regionales en torno al hidrógeno renovable en el noreste de España. La idea es compartir información, analizar y estudiar actuaciones que establezcan sinergias entre ellas. De ahí que haya nacido el Corredor del Hidrógeno del Ebro, presentado ayer, que se ha convertido en el proyecto que aglutinará estos iniciativas.

“La economía del hidrógeno está aquí para quedarse y las apuestas de territorios, empresas e industrias están aportando soluciones críticas, hasta el punto de ser capaces de producir hasta el 70% o el 80% de aquello que necesitamos para producir hidrógeno en nuestro país”, declaró la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, en la presentación.

Así, el Corredor del Hidrógeno del Ebro promoverá acciones en todos los ámbitos del hidrógeno verde, como puede ser la producción, el transporte, los usos y el almacenamiento. Del mismo modo, en cuanto a la producción de hidrógeno renovable, este ecosistema se ha marcado la ambición de instalar una capacidad de producción de 400 megavatios (MW) en 2025 (lo que conlleva 1,5 GW de producción de generación renovable asociada), y alcanzar 1,5 GW en 2030 (6 GW de renovable).

Por otro lado, cabe destacar que también se promoverán los usos finales del hidrógeno renovable, tanto en el sector del transporte como en usos industriales de otros sectores. Por ejemplo, se intentará alcanzar una producción de 250.000 toneladas anuales de productos derivados del hidrógeno renovable -como el metanol, el amoniaco o los combustibles sintéticos. en 2030. Y además, se impulsará la creación de una red con 20 hidrogeneras en 2025, infraestructura que contará con hasta 100 puntos en 2030.

La importancia del hidrógeno renovable y el papel en Europa

En la presentación destacaron la importancia del hidrógeno renovable, una energía que cada vez está más en boga. Y es que es uno de los principales vectores energéticos para alcanzar la descarbonización de la economía por su versatilidad.

“Ya se usa hidrógeno en el sector industrial como materia prima en el refino, en la producción de amoniaco, en la industria del acero y en la química, principalmente. Todos estos productos tendrán menos huella de carbono gracias al hidrógeno renovable”, explican desde Shyne, el consorcio del hidrógeno renovable de Repsol y que será el principal impulsor del Corredor del Hidrógeno del Ebro.

“Pero este gas tiene también otros múltiples usos; es en sí mismo un combustible limpio, en movilidad se utiliza en la producción de combustibles sintéticos o en pilas de combustible y también puede emplearse para almacenar energía renovable solventando así la intermitencia de la producción eólica y solar fotovoltaica”, continuaron.

La coordinación de todas las iniciativas regionales será la pieza fundamental que consiga el despliegue eficiente de la economía del hidrógeno, así como alcanzar los objetivos nacionales y europeos.

Y es que, además de lo mencionado anteriormente, se impulsarán proyectos con el sur de Francia para favorecer la interconexión con Europa y posicionar a España “como un productor relevante en el mercado del hidrógeno continental”.

El proyecto Shyne

El proyecto Shyne, liderado por Repsol y presentado el pasado enero, reúne a 22 empresas y 11 asociaciones, centros tecnológicos y universidades con dos objetivos: “promover proyectos de hidrógeno renovable en todos los ámbitos de la economía española y fomentar una descarbonización rápida y efectiva a través de este vector energético”.

Los proyectos agrupados en el impulsor del Corredor del Hidrógeno del Ebro, gracias a la colaboración de las 33 empresas. De hecho, ya en la presentación indicaron que en su conjunto “se espera generar más de 13.000 empleos”.

Además, de todo lo relacionado con el proyecto que aglutina al País Vasco, Navarra, Aragón y Cataluña, Shyne promoverá la creación de dos nuevos hub de innovación en Castilla-La Mancha y Madrid, cuyo objetivo será el desarrollo de tecnologías competitivas que se encuentran aún en desarrollo, como la fotoelectrocatálisis o la electrólisis de óxidos sólidos (SOEC).

Asimismo, se creará un centro de gestión del conocimiento en Madrid que coordinará las actuaciones transversales y posicionará a los centros tecnológicos y a las universidades como centros de referencia en Europa.

Participantes

El nuevo Corredor del Hidrógeno del Ebro, además de Shyne, está sustentado por la asociación del Corredor Vasco del Hidrógeno (BH2C), por Acció-Agencia para la Competitividad de la Empresa como entidad responsable del Valle del Hidrógeno de Cataluña (H2ValleyCat), la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón (Fundación Hidrógeno Aragón) como entidad responsable de la coordinación del Valle del Hidrógeno de Aragón “Iniciativa GetHyGA”, y la Asociación de la Industria de Navarra (AIN) junto con la Sociedad de Desarrollo de Navarra (Sodena) como promotores de la Agenda Navarra del Hidrógeno Verde.

Relaccionadas