consumo alimentacion, proyecto conoce, alimentación innovaspain

Profundizar en el conocimiento del consumidor mediante tecnologías disruptivas y de neurociencia con el fin de desarrollar productos innovadores adecuados a sus necesidades es el objetivo del recién aprobado Proyecto CONOCE. Bajo la coordinación de Angulas Aguinaga, participarán en el proyecto las empresas Aves Nobles, Grupo Carinsa, Codorníu, Grupo Siro, Loop New Business Models y Seidor. Asimismo, los agentes tecnológicos Eurecat, Ainia-Consumolab, IATA-CSIC, Itainnova y la Universidad Politécnica de Valencia colaborarán en el proyecto. 

CONOCE supone un cambio en el que el consumidores el eje principal en cada una de las etapas del proceso de desarrollo de los productos alimentarios, desde la conceptualización de soluciones de alimentación, pasando por el desarrollo del producto hasta llegar al punto de venta. “Buscamos conocer cómo se comportan los consumidores para identificar sus necesidades y ofrecerle soluciones adecuadas. Además, queremos testar también nuevos entornos de venta para nuestros productos”, afirma Javier Cañada, director de Calidad e I+D de Angulas Aguinaga.

Por otro lado, dentro del proyecto destaca la contribución de la consultora estratégica Loop, que participará en el proceso desde los primeros pasos de cocreación con el consumidor hasta el seguimiento de los nuevos productos en los lineales. "Estamos ante una oportunidad de formar parte de un pull de empresas relevantes del sector alimentario que nos ayudará a potenciar durante cuatro años un proceso de i+D enfocado a robustecer y naturalizar en nuestra metodología aspectos tecnológicos, procesos de análisis estratégico de datos y un mayor conocimiento del consumidor”, recalca Antonio Flores, consejero delegado de Loop New Business Models.

Hito de I+D+i de las empresas alimentarias españolas

Todas las compañías participantes van a poner el foco en el consumidor utilizando tecnologías no empleadas hasta la fecha. De esta forma, se pretende mejorar la tasa de éxito de lanzamiento de nuevos productos al asegurar procesos de innovación más eficientes y sostenibles. Esto recoge el testigo de los datos aportados por otras iniciativas como la realizada por Nielsen, que revela en uno de sus estudios publicado tras el análisis de 12.000 productos de gran consumo lanzados desde 2011, que el 76% desaparecieron tras un año en los lineales. Según este informe, el principal problema estaría en que dichos productos no resolvían una necesidad de los consumidores y, por ello, no contaron con su aceptación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here