La “Antártica murciana” ya tiene a sus ganadores

Proyecto Antártica Murcia Telefónica

El Proyecto Antártica, la aventura educativa de promoción científica de Murcia que pretende fomentar las vocaciones científico-tecnológicas entre estudiantes de 3º y 4º de la ESO mediante tecnologías educativas innovadoras, ya tiene a los ganadores de su primera edición. Los mejores jugadores del proyecto piloto de Fundación Telefónica, así como sus colegios, participarán en un acto en el Arsenal de Cartagena con videoconferencias en directo con la Base Gabriel de Castilla y el Buque Hespérides.

Santiago Bernabé Leal (IES Poeta Sánchez Bautista), María Victoria Bermejo (Colegio Ciudad del Sol) y Mario Mora Lucas (IES Poeta Sánchez Bautista) han sido los tres primeros de un total de 10 ganadores. Asimismo, el IES Floridablanca, el IES Mediterráneo y el Colegio Nuestra Señora del Sagrado Corazón han hecho lo propio en cuanto a los institutos participantes.

Durante tres meses, el proyecto de Telefónica, impulsado en colaboración con la Fundación Séneca, la Consejería de Educación y Universidades de la Región de Murcia, el Comité Polar Español, el Ejército de Tierra y la Armada, ha contado con una gran variedad de materiales a medida. Estos han estado organizados en la web del Proyecto Antártica con vídeos de aparición secuenciada, elementos de gamificación, quest, contenidos científicos, simulación de experimentos y materiales multimedia.

El Proyecto Antártica, que según Telefónica “se prevé que se amplíe al territorio nacional”, ha tenido un argumento basado en ocho proyectos reales llevados a cabo en la Antártida. Además, las tramas han tenido dos escenarios fundamentales: el Buque de Investigación Oceanográfica Hespérides y las Bases antárticas. Para avanzar en la trama, los alumnos han tenido que resolver situaciones que han puesto a prueba la capacidad investigadora y los conocimientos de ciencias de los alumnos, mientras “han adquirido valores como el beneficio social de la ciencia o la protección medioambiental de la Antártida”.

El proyecto también permite su utilización para generar “una competición científica entre los centros educativos regionales, así como su vinculación con actividades educativas presenciales, como visitas, talleres, congresos de jóvenes investigadores o campamentos científicos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here