Prior profesionaliza y digitaliza el sector ‘food & drinks’

Prior

Después de haber trabajado juntos en Tuenti, donde empezaron a diseñar y desarrollar aplicaciones web y móvil para millones de usuarios, Andu Fratu y Bernardo Reynolds se embarcaron en la siempre compleja aventura de mejorar un sector catalogado generalmente como tradicional: el de las comidas y bebidas. El resultado fue Prior, una plataforma de comercio online que ayuda a negocios del sector food & drinks a desarrollar su propia solución de compra bajo demanda.

“El cuidado que tenemos con la experiencia del usuario final nos diferencia de otros negocios a priori similares. Esto se traduce en un servicio con una experiencia de compra que en nada se parece a la que tienen los usuarios a través de un intermediario, y que además es accesible a cualquier negocio bajo su propia marca”, explica a este medio Bernardo Reynolds. Prior posibilita que cualquier negocio tenga su propia web y aplicación de pedido y pago online personalizada con su marca. “Siempre hemos querido mantener la mayor agilidad posible para poder adaptarnos al constante cambio del mercado y de la expectativa de ese usuario final que cada vez es más alta. Un buen ejemplo de ello es haber desarrollado la posibilidad de integrar con cualquier servicio de reparto cuando ninguno de nuestros competidores lo hace”, destaca Reynolds.

Andu Fratu y Bernardo Reynolds, fundadores de Prior.

El hecho de que Prior se haya convertido en una solución al problema de las colas en el comercio online resume gran parte de su éxito. Por un lado, muchos negocios tenían demasiada cola y acababan perdiendo a los clientes que no querían esperar, mientras que los restaurantes que trabajan con Deliveroo, Just-Eat, Uber Eats u otros servicios perdían casi todo su margen y no tenían una relación directa con sus clientes. “Habrá una descentralización del mercado y que parte de los intermediarios desaparecerá. No hay espacio para tantos y ganará el que más presupuesto de captación de oferta y demanda tenga. Además, la mayoría de estos intermediarios están asumiendo estos costes de captación de una manera que no es sostenible con la esperanza de poder ganar cuota de mercado y luego subir precios/reducir costes para que sea rentable”, explica Reynolds.

Hasta el momento, la plataforma tramita más de 2.000 pedidos al mes para marcas como Costa Coffee, Carrefour y otras cadenas en toda España. “Nuestro objetivo para 2018 es agilizar todo el proceso de contratación y despliegue de la plataforma para poder llegar a más clientes que estén buscando alternativa a los intermediarios”, desvela Reynolds, para quien el gran reto estás en “hacerlo mientras mantenemos la experiencia de usuario ya comentada y asegurando una integración que encaje perfectamente con la presencia digital que ya tenga nuestro cliente”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here