El Premio Cooperación Española AECID del Festival de San Sebastián se va a Colombia

‘Oscuro animal’, del colombiano Felipe Guerrero, ha ganado el Premio Cooperación Española
‘Oscuro animal’, del colombiano Felipe Guerrero, ha ganado el Premio Cooperación Española

El filme ‘Oscuro animal’, del colombiano Felipe Guerrero, ha ganado el Premio Cooperación Española a la película iberoamericana que mejor contribuya a la difusión de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, la erradicación de la pobreza y el pleno ejercicio de los derechos humanos.  Se trata de un galardón otorgado por el Festival de San Sebastián  y la Agencia Española de Cooperación (AECID).

La obra premiada es una coproducción de Colombia, Argentina, Países Bajos, Alemania y Grecia, incluida en la sección Zabaltegi-Tabakalera. Cuenta el viaje desde la selva a la ciudad de tres mujeres que tienen que escapar del acoso de la guerra rural colombiana. Una vez en Bogotá, deberán enfrentarse al nuevo curso de sus extraviadas vidas.

El jurado (integrado por Rubén López-Pulido, director de Comunicación de la AECID, Lur Olaizola, coordinadora de programas audiovisuales de Tabakalera y Xabier Paya, director del programa cultural de Donostia 2016) ha destacado que la película “visibiliza la situación de la mujer en conflictos violentos” y subraya “su radicalidad cinematográfica”, así como la “ausencia de diálogos con la que el director ha querido reflejar el indescriptible sufrimiento de estas mujeres”. También han citado la “brillante interpretación” de las tres actrices protagonistas y la “majestuosidad fotográfica”.

Por otro lado, ante la cantidad y calidad de las películas a concurso, Rubén López-Pulido, en nombre del jurado ha anunciado el pasado viernes la entrega de sendas menciones a las películas ‘Era o Hotel Cambridge’, de Eliane Caffé, y ‘Viejo calavera’, de Kiro Russo, ambas proyectadas en Horizontes Latinos.

La primera, brasileña con participación española y francesa, narra la historia de un grupo de refugiados recientemente llegados a Brasil que, junto a un grupo de trabajadores con pocos recursos, ocupan un viejo edificio abandonado en el centro de São Paulo. De la segunda, coproducción de Bolivia-Qatar, han destacado “su lenguaje cinematográfico propio, al hacer suyo el universo visual y sonoro de la lucha de una comunidad de mineros bolivianos por su dignidad”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here