Marina Rosell y Raúl HIgueras, durante la exposición del proyecto ganador que analiza el nivel educativo de Barcelona.

¿Cuál es el nivel educativo de los vecinos de Barcelona? ¿Qué brecha hay entre ser hombre o mujer en el barrio de Gràcia? Un proyecto elaborado por dos estudiantes de la Universitat Politécnica de Catalunya (UPC) se ha encargado de responder a este tipo de preguntas. La idea, en la que se estudia la relación entre el nivel educativo y el sexo y la situación socioeconómica de la ciudadanía, fue la vencedora para la ciudad condal del World Data Viz Challenge Barcelona-Kobe 2020.

Raúl Higueras Serrano y Marina Rosell Murillo son los nombres detrás del proyecto. Ambos, estudiantes del Grado de Ciencias e Ingeniería de Datos de la UPC. “Nuestro objetivo era diseñar la distribución de la población de la ciudad según los diferentes niveles académicos. Además, quisimos ver si había diferencias entre territorios y mostrar posibles relaciones con otras variables socioeconómicas”, explicó Higueras durante la presentación del proyecto.

Una Barcelona cuya distribución en cuanto al nivel educativo y socioeconómico de la ciudad “había cambiado notablemente durante estos últimos diez años”, expresó Rosell. A pesar de que Barcelona cuenta con un sistema público de educación, quisieron comprobar si había alguna relación “entre el nivel económico de las familias y el nivel alcanzado”. A través de una serie de mapas y gráficos, se puede comprobar la evolución temporal de los distintos niveles educativos.

Pero no es solo eso: “cada barrio está representado por un punto, según el índice de renta familiar y el porcentaje de población en cada categoría”. Elaboraron otro mapa para diferenciar el sexo en cada categoría de estudios, añadió Rosell.

Todo con el objetivo de “dar a conocer y concienciar a la población” en cuanto a la “situación real” de la ciudad. A través de los gráficos, “acercar esa información a gente que no está familiarizada con el manejo de datos”. También con un fin más ambicioso si cabe: “ayudar a tomar decisiones políticas”.

Phyton y JavaScript para radiografiar la ciudad

Las herramientas utilizadas por los estudiantes fueron Phyton y JavaScript. “Por un lado, para generar los gráficos y por otro para generar los mapas”, prosigue Higueras. Apunta que, después, se pasaron a formato web. “Para que se pueda acceder desde cualquier navegador”, explica.

Los mapas no son sino un “conjunto de vistas”, continúa, que pueden ser exploradas “independientemente”. “La primera de todas es un mapa que refleja el porcentaje de población, de gente sin estudios, y permite ver la distribución concreta de cada barrio. Seguido además de una serie de datos para poner en contexto los porcentajes en general de la ciudad”.

Una herramienta que valoró el Ayuntamiento de Barcelona durante la entrega de premios. “Los ganadores y finalistas, con sus visualizaciones, han puesto de manifiesto realidades y desigualdades urbanas. Nos deben ayudar a impulsar y hacer mejores políticas públicas y a construir una ciudad sostenible donde la ciudadanía esté en el centro". Así se expresó Laia Bonet, teniente de alcaldía de Agenda 2030 del Ayuntamiento de Barcelona, durante el acto de entrega de premios, celebrado a principios de diciembre.

Añadió que unos datos explicados “de forma clara y visual tienen la capacidad de hacer evidentes los retos estructurales que tienen las ciudades”. Entre ellos, la movilidad, los servicios públicos, la vivienda o la igualdad de género", según se recogió en nota de prensa.

Sobre el World Data Viz Challenge Barcelona-Kobe

El objetivo del concurso, impulsado por la Fundación BIT Habitat, es poner de relieve, mediante el análisis de datos y las visualizaciones, los desafíos de las ciudades inteligentes y hacer que estas visualizaciones sean útiles en la elaboración de mejores políticas públicas.

El tema de la edición de este año han sido los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) marcados por la ONU. Van en línea con la estrategia de impulso de la Agenda 2030 en la ciudad de Barcelona.

En la convocatoria de Barcelona, los proyectos finalistas invitan a reflexionar sobre diversos temas. La vivienda, la violencia doméstica, la movilidad, el concepto de la ciudad multiservicios y la contaminación acústica, son algunos de ellos.

Con respecto a la convocatoria paralela de la ciudad de Kobe, el premio se ha otorgado a la visualización 'Visualizing City Parks', presentada por Junki Tougo, Yume Iwamoto y Noriaki Sekihara. El proyecto pretende dar más información en tiempo real y gracias a los datos abiertos sobre las actividades que se pueden hacer en los parques, para fomentar que la ciudadanía de Kobe vaya más a los parques.

El concurso nació en 2018, como celebración por el 25 aniversario del hermanamiento de las ciudades de Barcelona y Kobe (Japón) para fomentar el intercambio cultural, educativo, deportivo, económico y tecnológico entre ambas ciudades.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here