Predecir y prevenir la siniestralidad laboral ya es posible

siniestralidad laboral

Gracias al análisis de variables como la personalidad, la percepción del estado de salud y los factores psicosociales se puede categorizar a los trabajadores y, por lo tanto, identificar cuáles de ellos pueden ser más propensos a sufrir accidentes en su puesto de trabajo. Así funciona la nueva herramienta diseñada en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), que busca predecir la siniestralidad laboral, de tal forma que también se pueda trabajar más y mejor en materia de prevención.

El estudio ha identificado tanto subgrupos que sufrieron hasta veinte veces más accidentes laborales que el resto de sus compañeros, como otros en los que nadie sufrió percance alguno. “De esta forma, las empresas pueden actuar de forma realmente preventiva y no correctiva, y disminuir de forma eficaz las tasas de siniestralidad laboral, ahorrando costes, y lo que es más importante: salvaguardando la seguridad y la salud de las personas”, ha explicado Iván Fernández, autor de esta herramienta.

Para desarrollarla, este investigador ha incluido en su estudio elementos novedosos hasta ahora nunca usados en la prevención de riesgos laborales, como son la percepción del estado de salud y las dimensiones de la personalidad. Tal y como ha destacado Fernández, “hasta ahora, no se había realizado un análisis multivariado. Se habían tenido en cuenta diferentes variables, pero siempre de forma individual”. Así, este estudio ha aplicado a todos los trabajadores una herramienta “que ha identificado factores psicosociales, variables sociodemográficas, siniestralidad y, como novedad, dimensiones de la personalidad y percepción del estado de salud. Se han evaluado las influencias entre todas ellas con relación a la accidentalidad previa y posterior a la aplicación del método con resultados concluyentes”.

REDUCIR LA SINIESTRALIDAD

El objetivo final de este trabajo es ayudar a reducir los niveles de siniestralidad laboral asociados al comportamiento de los trabajadores, ya que constituye “una de las grandes preocupaciones en el ámbito empresarial y, a pesar de las mejoras e inversiones realizadas en los procedimientos de trabajo, en los equipos de protección individual y en la formación e información a los trabajadores, los accidentes laborales continúan existiendo”. Más aún, a juicio de Fernández, a pesar que la inversión en la prevención de riesgos ha aumentado, los accidentes no se han reducido al mismo ritmo y “el comportamiento inseguro de los trabajadores es una de las causas más frecuentes”.

Por todo ello, este investigador ha concluido que la mayor aportación de esta herramienta pasa por “garantizar que los trabajos con mayores niveles de riesgo se destinen a los trabajadores con comportamientos seguros” así como por mejorar la supervisión y formación sobre las personas que presenten mayores tendencias a desarrollar conductas más inseguras.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here