El potencial del Fintech en Iberoamérica pasa por la inclusión y democratización financiera

La normativa de cada país, principal preocupación en la II Cumbre de la Alianza Fintech Iberoamérica

Rodrigo García de la Cruz en el encuentro celebrado en Casa de América
Rodrigo García de la Cruz en el encuentro celebrado en Casa de América

Iberoamérica cuenta ya con más de 1.500 fintech operativas y su impacto en la región se centra en la “inclusión y democratización financiera”. Así lo ha señala el presidente de la Alianza Fintech IberoAmérica y de la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI), Rodrigo García de la Cruz, en la cumbre celebrada durante martes y miércoles en Madrid.

El evento ha servido para hacer balance del primer año en funcionamiento de esta agrupación iberoamericana, la cual nació para crear un marco de trabajo que integre regulación, talento, innovación e inclusión financiera a ambos lados del Atlántico.

En el marco de la inauguración de la II Cumbre de la Alianza Fintech Iberoamérica, García de la Cruz ha resaltado que desde la AEFI se ha liderado durante el primer año esta iniciativa, “considerando que parte del ADN de las Fintech es la internacionalización y España ha demostrado veteranía dentro de la región impulsando siempre el sector financiero”.

El viceconsejero de Economía de la Comunidad de Madrid, Javier Ruiz Santiago, ha resaltado que “la seguridad jurídica y confianza empresarial” convierten a Madrid en una región catalizadora de innovación y talento Fintech. Asimismo, España debería consolidarse como hub financiero global.

“Todos podemos participar en la creación de un marco regulatorio que nos permita ser más competitivos y que proteja al usuario, asegurando una labor ética y responsable tanto en España como en todos los países de Iberoamérica”, ha señalado Jorge Bardón, vicepresidente de la AEFI y director general de IPF Digital Spain.

[Te puede interesar: La Alianza FinTech IberoAmérica continúa creciendo y dobla el número de asociados]

País por país

Este evento internacional ha servido para hacer un repaso de la región país por país, ya que cada uno de ellos tiene una situación distinta. En Argentina, por ejemplo, la industria Fintech “ha tenido un crecimiento explosivo en el último año, superando el cien por cien”, según las declaraciones de Alejandro Cosentino, vicepresidente de la Cámara de Fintech Argentina y fundador y CEO de Afluenta.

II Cumbre de la Alianza Fintech Iberoamérica
II Cumbre de la Alianza Fintech Iberoamérica

El presidente de ABStarups,  Bruno Diniz, se ha centrado en el marco normativo de Brasil, advirtiendo de que en áreas específicas, como el universo de las criptodivisas, existe “un proyecto de ley bastante confuso y equivocado que está siendo discutido en el Congreso. La idea es trabajar en conjunto con empresas que actúen en el sector de criptodivisas y blockchain para presentar una propuesta menos nociva a los operadores de ese mercado”.

En la consecución de una regulación adecuada también centra sus esfuerzos la Asociación FinTech e InsurTech de Chile, cuyo presidente, José Santomingo, ha marcado como reto la trasformación del mercado de capitales con productos y servicios más eficientes, fomentando la inclusión y educación financiera. Todo ello sustentado en cuatro pilares: regulación, talento, demanda y capital.

Por su parte, Juan Saldarriaga, presidente de Colombia Fintech, ha destacado cuatro líneas transversales: “crear un ecosistema dinámico para el desarrollo de los negocios Fintech en el país; promover la educación y conocimiento Fintech en nuestros miembros, comunidades y grupos de interés; fortalecer internamente al gremio y posicionarlo como un actor estratégico en la economía digital del país, e impulsar la creación de una política pública favorable para el crecimiento de esta industria y la modernización del sistema financiero colombiano”.

“Trabajamos en la generación de un espacio regulatorio para que el uso de la tecnología crezca y se desarrolle, asegurando interconectividad entre todas las partes y generando acceso a plataformas digitales, además de reducir las barreras establecidas para la emisión y manejo de instrumentos de pago que permitan incorporar las tecnologías planteadas por las FinTech con mayor facilidad en diversos sectores de la población”, ha apuntado Ernesto Leal, presidente de la Asociación Fintech Centro América y Caribe.

El presidente de Fintech México, Francisco Meré, ha explicado que, gracias al trabajo conjunto de la asociación que lidera, las autoridades financieras y el poder legislativo, “México cuenta ahora con una ley Fintech, única en el mundo, que además de brindar certidumbre a usuarios, empresas e inversores, promueve la competencia en el sector financiero al adoptar el estándar de plataformas abiertas (open banking)”.

En la misma línea, el presidente de PanaFintech, Felipe Echandi, señala  que “el principal reto ha sido lograr la mejora del texto del Proyecto de Ley de Modernización del Sistema Financiero de Panamá, que crea un Sandbox regulatorio, aclara las reglas alrededor de cuentas de pago para una gran variedad de modelos de negocios, aclara las reglas para plataformas de financiamiento colectivo y define cuáles ICOs serán consideradas oferta pública y cuáles no

“Hoy la oferta de productos a los consumidores financieros de la región plantea un contexto nuevo, donde reguladores y fintechs requerimos trabajar en evolución y en conjunto para generar certidumbre a todos los actores del ecosistema”, ha dicho María Laura Cuya, vicepresidenta de la Asociación Fintech del Perú. “Nos interesa desarrollar un ecosistema fintech robusto y la Alianza nos provee de soporte a través del aprendizaje, experiencias y conocimiento de las mejores prácticas internacionales”.

Luis Miguel Vieira, miembro del Board de la Asociación Fintech e Insurtech de Portugal, considera que los retos principales que debe afrontar su colectivo se centran en “consolidar el conocimiento de sus verticales: RegTech, InsurTech, Blockchain, Crowdfunding, Pagos, Big Data, Inteligencia Artificial y Gestión automatizada”.

Tal y como ha señalado Sebastián Olivera, representante de la Cámara Uruguaya de Fintech, “América Latina es una región desigual en dónde los datos de exclusión se sitúan cerca del 50 por ciento del total la población”. “Si queremos revertir esta situación e impulsar el desarrollo sostenible debemos trabajar para garantizar la inclusión financiera como forma de mejorar la calidad de vida de las personas mediante el acceso universal a servicios financieros de calidad”, ha añadido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here