Platoon plataforma

Según la Unión Europea, el sector energético necesita una plataforma digital que permita el intercambio de conocimiento de datos porque esto hará que aumente el consumo de energías renovables, la gestión de redes inteligentes, la mejora de la eficacia energética y la optimización de la gestión de activos energéticos. Enmarcado dentro de Horizonte 2020, el proyecto, bautizado como Platoon (Digital PLAtform and analytic TOOls for eNergy), y financiado con unos 11 millones y medio de euros, está liderado por la francesa Engie, si bien cuenta con un gran protagonismo de compañías españolas.

Como Tecnalia, que se encargará de la coordinación técnica, participando desde el departamento de Digital Energy, gracias a su conocimiento del sector energético y de la analítica de datos. Hablamos con Erik Maqueda, coordinador de Platoon en Tecnalia, que explica a Innovaspain en qué consiste exactamente esta iniciativa europea en la que, además de esta compañía, también participan Giroa-Veolia, Sisteplant, Sampol, el Clúster de Energía del País Vasco y Minsait, de Indra.

“Principalmente, el proyecto Platoon [que ha empezado en 2020 y finalizará en diciembre de 2022] pretende desarrollar una arquitectura Big Data de referencia para el sector energético. Para ello, se va a basar en arquitecturas existentes como Cosmag y Fiware para mejorarlas en esos aspectos que sean necesarios”. Así, según Maqueda, uno de los puntos fundamentales del proyecto es desarrollar una capa de interoperabilidad basada en estándares energéticos que “permita la comunicación entre las distintas plataformas de las diferentes empresas del sector energético para que puedan intercambiar datos”. Con ello, lo que se pretende es mejorar lo ya hecho, “porque una plataforma para todos no funcionaría”.

Para él, es mejor establecer una plataforma federada. Y es que todas las grandes empresas industriales del consorcio explican que ellos ya cuentan con plataformas, y migrar a una nueva puede suponer un gasto económico que no se pueden permitir. “Las plataformas no parten de cero. Hay que aprovechar lo máximo posible y mejorar y aportar algo nuevo. Que las plataformas puedan hablar entre ellas y entre compañías y que haya un intercambio de datos para hacerlo de forma segura”.

[Le puede interesar: Tecnalia, la actitud para que Europa gane la carrera por la innovación]

Además, está el hecho de que estas grandes empresas no quieren un solo administrador, un AWS o un Azure. “No quieren por si empezaran a subir costes, poner otras condiciones, etcétera. Por ello prefieren arquitecturas agnósticas que les permitan cambiarse cuando prefieran –si bien, cada vez más se tiende a arquitecturas híbridas–“, explica Maqueda.

Así, una vez que las plataformas de las empresas puedan hablar entre sí, habrá que asegurar la seguridad y la soberanía del dato en ese intercambio de información. De hecho, se van a desarrollar módulos basados en la arquitectura IDS (Industrial Data Space) –promovida por IDS Association– que permitan el intercambio de datos y también de modelos y analítica de datos, asegurando la ya citada soberanía y seguridad.

Queremos generar un marketplace, como una un PlayStore de Android, o un App Store de iPhone, donde las empresas puedan sacar partido a sus datos y sus modelos de analítica garantizando la propiedad intelectual”, sintetiza Maqueda.

“Y, en tercer lugar, lo que se pretende es crear una caja de herramientas, ‘Data Analytics Toolbots’: herramientas de analytics que sean lo más reutilizables y sencillas posibles. Todo ello, de forma que los expertos del dominio del sector energético –que conocen mucho del sector, pero puede que no tengan conocimientos de programación– puedan estar disponibles a otras empresas fuera del consorcio, haciendo un pago por uso, o por licencia". Toda esta parte se hará en cloud y en edge computing y dirigirá a tres grandes sectores energéticos: mantenimiento y operación en parques eólicos, smart grids y mejora de eficiencia energética.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here