Matías, Branco, José y Rodrigo en su escuela en la región de Coquimbo, Chile. La escuela cuenta con electricidad gracias a un proyecto solar sin conexión a la red financiado por el BID. Por Alice Driver.
Matías, Branco, José y Rodrigo en su escuela en la región de Coquimbo, Chile. La escuela cuenta con electricidad gracias a un proyecto solar sin conexión a la red financiado por el BID. Por Alice Driver.

Por Roberto Aiello – Esta entrada fue publicada originalmente en el Blog Energía para el Futuro del Banco Interamericano de Desarrollo.

Con un porcentaje de acceso a electricidad cercano al 96%, América Latina y el Caribe va en camino a convertirse en la primera región en desarrollo del mundo que logre acceso universal a estos servicios. Sin embargo, la iniciativa Energía Sostenible para Todos en las Américas reconoce que facilitar el acceso a electricidad a los últimos 25 millones de personas en la región para el año 2030 requerirá de planificación e inversión coordinadas. Esto en parte se debe a que las poblaciones que actualmente carecen del servicio se encuentran a menudo dispersas y en áreas remotas, con economías de escala pequeñas que resultan costosas para conectar a la red. En términos prácticos, esto significa que lograr el  suministro de electricidad a estas poblaciones será caro.

Con el fin de asistir a los países de la región en el desarrollo de planes de electrificación (con conexión a la red y también sistemas aislados) al menor costo,  incluyendo una estimación de inversión, nos hemos asociado con el Laboratorio de Ingeniería Sostenible (SEL) de la Universidad de Columbia para desarrollar un kit de herramientas metodológicas. Dicho kit podrá ser utilizado por los países para reunir los datos existentes y determinar la estructura de costos y el tiempo proyectado para proporcionar electricidad a los que todavía no tienen acceso. El SEL tiene una trayectoria de trabajo exitosa proporcionando servicios de planificación similares a países de otras regiones del mundo, incluyendo Kenia, Senegal, Nigeria, Indonesia y Myanmar.

La metodología que se describirá en el kit comienza con la recolección de datos de alta resolución con información geo-localizada de puntos existentes de infraestructura y de demanda de electricidad (asentamientos, hogares, etc.). Luego se hace una proyección de la demanda esperada de electricidad y se considera el costo de las diferentes opciones tecnológicas para  el suministro eléctrico, ya sea con conexión a la red o sin conexión a ella (sistemas aislados), para satisfacer todos los puntos de demanda basado en costos específicos del país donde se aplique el kit. Estos costos se compararán en cada punto de demanda para generar un plan de precio óptimo del sistema. Con dicho plan se creará un prospecto de inversión indicando los costos esperados en cada fase de la implementación del plan. El kit metodológico proporcionará recomendaciones para los sistemas de electrificación a largo plazo, así como opciones a corto y mediano plazo durante los años requeridos para la expansión de la red, en los casos en que esta expansión sea técnicamente factible. El proceso es iterativo e involucra a actores locales, proporcionando de este modo una oportunidad para el desarrollo de capacidades en planificación energética y en la recopilación y gestión de datos.

El kit estará disponible al público en Internet en el otoño de 2016 en la página de SE4ALL Américas.

Energía Sostenible para Todos en las Américas reconoce la necesidad de comprender la situación específica de cada país para desarrollar planes que tengan en cuenta la situación institucional, política, tarifaria, y los marcos regulatorios en cada caso. Al unir esfuerzos con el SEL de Universidad de Columbia esperamos proporcionar asesoramiento técnico especializado para ayudar a los países de América Latina y el Caribe a planificar el camino para lograr el acceso universal a la electricidad para el 2030.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here