Banco Santander
paloma domingo
Paloma Domingo en una imagen de archivo.

Paloma Domingo: “Mi constante ha sido siempre estar en cosas nuevas”

La astrofísica, exdirectora de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECyT), considera que el mundo de la ciencia todavía arrastra cuestiones del pasado en materia de igualdad y afirma que la falta de figuras femeninas científicas es "un gran problema" actualmente

En los años 90 del siglo pasado, la inteligencia artificial (IA) era casi desconocida en España. Paloma Domingo (Madrid, 1959) ya investigaba sobre ella. Décadas después, la IA se ha consolidado probablemente como la tecnología más importante, tanto para las empresas como para la sociedad en general –tanto es así que el Ministerio de Ciencia e Innovación trabaja en la elaboración de una Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial con el objetivo de fomentar su uso para que tenga un impacto significativo en la sociedad y la economía–.

Algo similar ocurre con el emprendimiento. Cuando en España la palabra startup sonaba a chino (ni siquiera a americano), Paloma Domingo impulsaba desde FECyT (Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología) nuevos proyectos cuyos creadores hoy son considerados como emprendedores (o 'startuperos' para los más modernos); labor que también hizo en la Universidad Carlos III de Madrid a través del Servicio de Emprendimiento y la Innovación. "Mi constante en toda mi trayectoria ha sido siempre estar en cosas nuevas", asegura la experta en astrofísica, una de las voces referentes en el ámbito STEM en España.

Domingo se licenció en Física a comienzos de los años 80 del siglo pasado. Por sorprendente que parezca, la brecha entre hombres y mujeres era menor entonces en la titulación que ahora. "Antes había mas mujeres que estudiaban Física. La carrera tenia alrededor de un 35% de mujeres. Hemos visto cómo las jóvenes se han ido bajando progresivamente del carro de los estudios STEM. Hay que trabajar estas vocaciones desde infantil, sinceramente creo que en primaria ya vamos tarde", sostiene.

Según un estudio de la Unesco, sólo el 35% de los estudiantes científico-tecnológicos en el mundo son mujeres. Los datos en España no son mejores, con cifras entorno al 12%, según un informe de la Universidad Internacional de La Rioja. En opinión de Domingo, el mundo de la ciencia todavía arrastra cuestiones del pasado en materia de igualdad y considera que la falta de figuras femeninas científicas es "un gran problema" actualmente. "Solamente se ven representadas el 7,5 % de mujeres en los libros de texto de los alumnos de secundaria. Ello, unido a la escasa presencia de figuras científicas femeninas en los medios de comunicación, son una de las causas de que las más pequeñas y sus padres descarten las carreras STEM".

A modo de ejemplo, la primera vez que una universidad contó con una mujer como rectora fue en el año 1982 y, actualmente, son solo nueve las que ocupan esta posición en las 50 universidades públicas españolas. Domingo atribuye esta situación al llamado 'techo de cristal'. "El 54% de los estudiantes que empiezan los estudios universitarios son mujeres, pero solo el 22,5% son catedráticas. En el caso de las carreras de ciencia y tecnología sólo ocupan esta posición un 15% de mujeres. Se ha mejorado, pero hay que seguir en este camino".

Carreras como Medicina o Biología se han asentado más en el entorno femenino. En el otro lado del tablero, la física o las ingenierías aún siguen siendo el gran reto pendiente. La respuesta para Domingo es clara: "El médico se sabe que salva vidas, pero poca gente sabe para qué vale un ingeniero industrial, un ingeniero electrónico o un matemático, tres profesiones, por citar algunas, que son fundamentales para la riqueza económica del país. Lamentablemente, aquello que no es fácil de ver sus resultados no suscita el mismo interés para la sociedad", analiza.

Sacyr

A pesar de que las carreras STEM siguen sin despertar el interés deseado por la comunidad científica entre las niñas, Domingo celebra que los investigadores hayan dejado de considerarse en España "frikis de laboratorio" para ser "piezas clave y respetadas" por la sociedad. En este sentido, el COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia de invertir en ciencia e innovación. Un mensaje que el Gobierno parece haber entendido con el aumento del 60 % en I+D+i para este año. Aunque aún es pronto para saber si la inversión será suficiente.

* Paloma Domingo estuvo presente en la jornada 'En Constante Evolución', organizada por la Fundación Pfizer

Suscribete a nuestra newsletter semanal