reconocimiento facial

El reconocimiento facial como prueba de identidad y autenticación se ha empezado a  usar este mes de octubre en la Empresa Municipal de Transportes (EMT) madrileña gracias al Banco Santander, Mastercard y la startup británica Saffe. La compra del billete y el pago se hacen en un solo gesto. Se trata de un proyecto piloto iniciado dentro de 'Madrid in Motion' que busca mejorar la movilidad del transporte en la ciudad.

Es la primera vez que el reconocimiento facial se aplica en autobuses en Europa. A las líneas express al aeropuerto les seguirán próximamente el resto de las líneas de la EMT. El calendario del proyecto contempla otra fase, entre finales de 2019 y principios de 2020, en la que se habilitará el pago combinado con tarjeta en todos los servicios de la EMT. Esto incluye tanto el autobús urbano como el servicio de alquiler de bicicletas urbanas BiciMAD, el Teleférico y el aparcamiento. 

Según la planificación, este será el momento en el que se facilitará a los usuarios el ‘pago por uso’ o postpago, que permite calcular la tarifa de todo el transporte utilizado a posteriori. Según explican desde la empresa, "esta es una iniciativa pionera a nivel mundial". Al emplear a lo largo del día varios servicios de la EMT, pagados con la tarjeta ‘contactless’ o con el dispositivo móvil, el sistema los irá registrando para, al final de la jornada, realizar la estimación del importe aplicando los descuentos necesarios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here