Pactos de estado, redes neuronales e Industria 4.0: así es el Decálogo de la Innovación

Multinacionales por marca España Decálogo de la Innovación

Multinacionales por marca España, un conglomerado de compañías extranjeras en nuestro país, ha presentado el Decálogo de la Innovación, un proyecto con el que pretenden contribuir a la mejora del I+D+i español, “así como mantener y acrecentar su capacidad para sostener y atraer inversiones en este ámbito”, explican en el informe.

“Las filiales extranjeras en España, aunque representan menos del 1% del total de empresas del país, son responsables de más del 35% de la inversión en I+D realizada por el sector empresarial”, ha explicado María Luisa Melo, presidenta de la Comisión de Innovación de Multinacionales por marca España, en la presentación del decálogo, realizada la pasada semana. Según ella, desde 2003, la inversión en innovación por parte de estas compañías ha oscilado entre el 31 y el 39%, mientras que su contribución al personal empleado se ha situado alrededor del 21%.

“Y es que la innovación debe concebirse como el motor del nuevo modelo económico. España ha de apostar por un modelo de crecimiento apoyado en generar el máximo valor añadido y, por tanto, es necesario invertir en crear sectores innovadores intensivos en conocimiento capaces de instaurar un sistema productivo sólido y moderno”, ha asegurado.

Decálogo de la innovación

  1. La innovación, el nuevo motor económico de España

“España ha de apostar por un modelo de crecimiento apoyado en generar el máximo valor añadido y, por tanto, ha de apostar por invertir en crear sectores innovadores intensivos en conocimiento capaces de crear un sistema productivo sólido y moderno, capaces de afrontar con las mayores garantías las posibles tormentas de la economía”.

  1. Innovar la innovación

La innovación es hoy global o no es. Nada relevante pueden hacer los países si no se integran en la red global de la innovación. Todo se hace con todos, se construye sobre los resultados de los demás, junto con los demás. Si no lo hacemos así, perderemos gran parte de las sinergias que podríamos obtener y la eficiencia de la innovación será muy deficiente”.

  1. Crear una red neuronal

“Dentro del proceso de I+D+i, el futuro de la innovación en España, como en el resto del mundo, depende de integrar, ya desde la enseñanza secundaria, a todo el sistema educativo en el esfuerzo de la innovación, y de cómo España cree ‘neuronas de innovación’ capaces de integrarse en esta inmensa red neuronal de la innovación global, de cómo sus núcleos de neuronas innovadoras se especialicen y extiendan sus sinapsis de conexión global, de cómo se focalicen en la creación y búsqueda de valor añadido innovador global”. Es por ello que, para Multinacionales por marca España, una parte de esta red neuronal estatal debe estar basada en las redes de colaboración universidad-empresa.

  1. Incentivar la especialización neuronal de las regiones españolas

“España es mucho más que sus instituciones estatales y centrales. Sus comunidades autónomas, sus universidades y sus redes económicas y sociales regionales son parte muy importante del conjunto y, por tanto, no pueden estar ausentes de una estrategia estatal de innovación”. Así, han propuesto la creación de un gran Pacto de Estado por la innovación que involucre a todos los actores participantes.

  1. Digitalizar el conjunto de la economía. Industria 4.0

 “La industria ha de ser la apuesta económica para nuestro futuro. En los últimos años el peso del sector industrial en nuestra economía ha decrecido y hoy supone solo el 13% de nuestro PIB, frente a más del 20% de los países de nuestro entorno. Además, según el INE, la contribución de la industria al PIB de España sigue descendiendo; en 2013 fue del 15,9%, muy por debajo del 18,8% alcanzado en el año 2000. Por ello es tan importante frenar su declive y retomar su crecimiento de forma que podamos obtener las ventajas que la industria puede darnos”.

  1. Establecer nuevas fórmulas de colaboración público-privada 

“Proponemos asegurar un procedimiento general de cofinanciación pública y privada para impulsar el establecimiento en el país de inversiones productivas con carácter de liderazgo mundial en sectores estratégicos y cuyo impacto en el desarrollo socioeconómico, en la generación de empleo local, autonómico y nacional, en el grado de innovación o de tendencias emergentes o en otros aspectos destacados de la evolución territorial donde sea especialmente relevante”

  1. Promocionar talento propio y global

“Cada vez es más evidente la necesidad de contar con talento de todo tipo y distintos niveles que puedan hacerse cargo de las tareas que una sociedad, cada vez más especializada, demanda”.

  1. Fomentar la demanda de la innovación

“Sobre este punto proponemos impulsar las políticas de I+D+i basadas en el fomento de la demanda pública, estimular la demanda de bienes industrial, incluir todo el ciclo de valor añadido del producto, apoyar a pymes innovadoras y startups y establecer un Plan Multianual de demanda pública temprana, es decir, que se determine los proyectos innovadores de suministros susceptibles de ser adquiridos por este procedimiento, entre otros”.

  1. Establecer incentivos a la innovación

“Las recomendaciones internacionales sitúan las propuestas a los países de inversión en I+D+i entre un mínimo del 2% del PIB, con el objetivo de llegar al 3% cuanto antes. España está en el 1,22%, muy lejos del 2% que se comprometió a alcanzar con la Unión Europea en 2020”.

  1. Dar prioridad presupuestaria y organizativa

“Hay que generar campañas públicas de sensibilización general, tipo seguridad del tráfico, contra la violencia de género, etc., dirigida a la importancia de la I+D+i, en especial para las empresas y, entre ellas, las pymes y para el futuro y el empleo de los españoles. Es muy importante predicar con el ejemplo”.

Herramientas ágiles para innovadores

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here