[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Nuevas tecnologías en supercomputación: de la medicina de precisión a la sostenibilidad

El BSC y Lenovo llegan a un acuerdo de colaboración que va más allá de lo económico, ya que siguen líneas directas de la Comisión Europea
bsc supercomputacion

El Barcelona Supercomputing Center (BSC) y Lenovo han firmado un acuerdo de colaboración por el cual la compañía tecnológica invertirá siete millones de dólares en tres años en la institución de supercomputación. Pero este convenio va más allá de lo económico ya que, siguiendo las líneas de investigación prioritarias en la Comisión Europea, la idea es investigar en nuevas tecnologías hacia la medicina de precisión, la creación de nuevos superordenadores y la sostenibilidad.

Además, la idea también es llevar estas nuevas tecnologías de supercomputación a la era de la exaescala y adoptar la arquitectura abierta para ayudar a los científicos e investigadores con plataformas de supercomputación más inteligentes, eficientes y sostenibles.

Cabe destacar que el superordenador MareNostrum 5, recientemente adquirido y que se instalará en en BSC, tendrá un rendimiento máximo de 314 PFlops o, lo que es lo mismo, 314 mil billones de cálculos por segundo, más de 200 PB de almacenamiento y 400 PB de archivo activo. 

Este supercomputador se diseñará especialmente para reforzar la investigación médica europea en el diseño de nuevos fármacos, desarrollo de vacunas, simulaciones de propagación de virus, así como aplicaciones de inteligencia artificial y análisis de grandes volúmenes de datos. La máquina también admitirá aplicaciones de supercomputación tradicionales, como investigación climática, ingeniería, ciencia de materiales y ciencias de la Tierra.

Medicina de precisión

El convenio entre el BSC y Lenovo aspira a mejorar y acelerar la medicina de precisión mediante el uso de la supercomputación. Por ello, un equipo del BSC-CNS -dirigido por el investigador Miquel Moretó- estudiará algoritmos de análisis genómico para el diseño de nuevos aceleradores que se integrarán en las plataformas de HPC del futuro y que servirán para mejorar la eficiencia de estos análisis altamente sofisticados. 

Estos HPC son los recursos de computación de altas prestaciones, que, junto con el análisis eficiente de datos genómicos a gran escala, será clave para avanzar en la medicina de precisión y la generación de nuevos tratamientos contra enfermedades como el cáncer.

“Los algoritmos creados y optimizados por el equipo del BSC-CNS se incorporarán en la herramienta GOAST desarrollada por Lenovo en 2019 para optimizar y mejorar el análisis genómico”, indican en un comunicado. Además, estás herramientas de análisis se extenderán a otras disciplinas como la epigenética, la metagenómica, microbiología, virología, y otras áreas de ciencias de la vida y la salud.

Nuevos superordenadores

Como ya se ha informado en Innovaspain, el BSC diseña y desarrolla tecnología de chips en Europa, basada en la arquitectura de conjunto de instrucciones abierto -RISC-V, en el Laboratorio Europeo de Arquitectura de Computación Abierta (LOCA). La incorporación de Lenovo en este proyecto de supercomputación ayudará a facilitar el avance hacia este objetivo prioritario para Europa. En el mismo contexto de LOCA, el BSC también anunció recientemente la creación de un laboratorio conjunto con INTEL para desarrollar chips con tecnología europea.

Sostenibilidad

Por último, la investigación conjunta entre BSC y Lenovo buscará construir superordenadores y ‘data centers’ más eficientes energéticamente, sostenibles y con menos costes. El grupo coordinado por la investigadora Julita Corbalán liderará este reto en el BSC-CNS. De hecho, su equipo desarrolló en 2016 junto a Lenovo un nuevo software (EAR, Energy Aware Runtime) para la optimización y eficiencia energética de las herramientas HPC, y lanzó junto a la UPC la spin-off EAS (Energy Aware Solutions) para seguir avanzando en esta dirección.

Este nuevo proyecto de investigación en supercomputación buscará sistemas más potentes, flexibles y robustos para el ahorro energético en estas infraestructuras. Con este fin, buscará, por una parte, "la creación de un software para la optimización y la administración de energía, para lo que investigarán incorporar nuevas tecnologías desarrolladas por INTEL en los algoritmos desarrollados recientemente por el equipo de Corbalán para tal fin; por la otra, buscará extender y monitorizar el control de gasto energético a toda la infraestructura, no sólo a la parte de cálculo de las máquinas, lo que favorecerá también el ahorro energético”, indican.

Recomendadas