Banco Santander

No dormirse en los laureles: la tienda virtual del descanso

Con esta tienda virtual, Lo Monaco se reinventa al son de los nuevos hábitos de consumo. Para ello, han aunado lo mejor de lo físico y lo digital
lo monaco tienda virtual
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tras la crisis provocada por el COVID-19, la revolución digital ha llegado para quedarse. Un 74,4% de los hogares realizan compras por Internet, y tres de cada cuatro lo continuarán haciendo –según un estudio realizado por Kantar–. Eso incluye todos los sectores, como el del descanso. De ahí que Lo Monaco haya hecho una apuesta por la digitalización lanzando su propia tienda virtual, la más grande de Europa en este sector.

Antonio Toledo, director general de Lo Monaco, explica que no es una idea nacida a raíz de la crisis. Pero sí que la ha acelerado. “Es un proyecto a futuro sin lugar a dudas. Venimos trabajando en el concepto desde 2018, aunque es cierto que la pandemia lo ha dotado de mayor relevancia. El proceso de compra de un colchón puede resultar difícil para el consumidor y los períodos de activación de la compra se pueden alargar hasta los dos años en el mercado de reposición debido a la tecnificación del mercado”.  

Alturas, materiales, densidades y demás atributos, sumergen al consumidor en un mar de dudas. Es por esto por lo que desde Lo Monaco, indica, siempre han defendido el asesoramiento en descanso por parte de expertos. Y es que ahora, en el mercado online, el consumidor no siempre encuentra el nivel de información que necesita. “Queremos adaptarnos a los nuevos hábitos de consumo que han surgido con la pandemia y dando respuesta a una sociedad que necesita adaptarse a la nueva situación en la que vivimos”.

lo monaco tienda virtual 3
En la imagen, Antonio Toledo, director general de Lo Monaco.

Aunar lo físico y lo digital en una tienda virtual

La tienda virtual es, en realidad, un espacio de 300 metros cuadrados situado en Granada. En él, se muestran todos los productos de la marca, expuestos en diferentes ambientes. Según Toledo, el usuario final va a poder observar y experimentar como si estuviese allí presente, pero de manera virtual y sin necesidad de desplazarse. Gracias a las siete cámaras instaladas en el espacio y a la cámara personal con la que cuentan los “personal shoppers”, los clientes podrán ver y casi “tocar” las texturas, colores y demás detalles de colchones, almohadas, ropa de cama, etcétera.

Es algo similar a una videollamada en tiempo real. El cliente se conecta a la tienda virtual a través de la web y contacta directamente con un dependiente, que está presente en la tienda en ese mismo momento. De este modo, explica, el cliente podrá ver tanto a la vendedora como toda la tienda, pero ellos nunca verán al cliente para salvaguardar su privacidad. “Nuestras ‘personal shoppers’ irán gestionando las imágenes de las cámaras como si fueran una realizadora de programa en la misma llamada, en función de qué quiere ver o enseñar al cliente. Es un movimiento fluido completamente transparente para el cliente”.

lo monaco tienda virtual 2

No todo son chatbots

Para Toledo, quien lo pruebe, notará la gran diferencia y potencial que tiene. La experiencia es clave. “En el proceso de compra, hay cuestiones que no se pueden resolver mediante texto, imágenes o un chatbot. Necesitamos interactuar con el producto, con el asesor, con el espacio. Necesitamos resolver nuestras dudas, esa parte de socialización que se está perdiendo en la venta”. Sobre todo, subraya, cuando se habla de un producto que se usa durante 8 horas al día los próximos 10 año. “Esto se consigue en la venta física, y nosotros queremos ofrecerlo también en la venta a distancia”.

Sacyr

Todo esto, se une a la convicción de Lo Monaco: que comprar un colchón debe ser algo sencillo y agradable. Se trata, resume de una apuesta por el mundo digital que viene a completar su oferta omnicanal. “Los canales de comunicación y de venta de las empresas no pueden entenderse como algo aislado, deben servir para el fin común en su conjunto. De atender al consumidor en tiempo y forma como demande”.

¿Cómo debe ser un colchón?

El sector del descanso ha evolucionado. Y en Lo Monaco no se han quedado atrás. Sus colchones han ido evolucionando a la vez que han ido adquiriendo nuevos conocimientos con la investigación. Así, para que produzca un descanso efectivo, un colchón debe tener un grado de firmeza medio, para la correcta posición de la columna vertebral. Además ed un índice de confortabilidad –idóneo para un reparto equitativo de los puntos de presión–, y una arquitectura y composición de materiales que favorezcan la circulación del aire y eviten la acumulación de temperatura a la hora de dormir. 

“El látex –explica Toledo– es el material que mejor garantiza los tres principios básicos del descanso. Estos son confort, firmeza y temperatura. Gracias a nuestra clara apuesta por la investigación, nuestros colchones están compuestos por una evolución del látex denominada Criolátex. Este látex de última generación criogenizado tiene unas propiedades térmicas, elásticas, y de resiliencia muy eficaces de cara al descanso de los durmientes”.

Del mismo modo, Toledo asegura que la innovación está en el ADN de Lo Monaco. “Nuestra misión es trasladar al mercado las últimas investigaciones, sirviendo de puente entre la ciencia y el consumidor”. Como por ejemplo, con la Cátedra del Sueño. Gracias a la Cátedra del Sueño, junto a la Universidad de Granada, tienen a su disposición el mayor laboratorio del sueño de Europa. Esto les permite mantener un proceso de innovación continuo desde hace ya más de 10 años. “Desde 2014 poseemos la certificación I+D+i UNE 166002, que reconoce de forma oficial la apuesta de la compañía por las políticas de investigación, desarrollo e innovación. Nos sentimos muy orgullosos, y pocas empresas lo poseen”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Suscribete a nuestra newsletter semanal