Nanolabs, compañía especializada en nanotecnología, ha conseguido aumentar hasta un 40% la producción de melón en una explotación de Almería, gracias a la instalación de sistemas ASAR en el sistema de riego de la explotación. En el año 2015, se recolectaron 30.000 kilogramos mientras que el mismo periodo del 2016, se consiguieron recolectar  50.000 kilogramos. Entre sus principales contribuciones, la empresa ha conseguido mejorar la calidad del fruto y reducir el consumo de agua y el uso de fertilizantes.

Para alcanzar este objetivo, Nanolabs aplica nanotecnología a través de su solución ASAR que actúa físicamente sobre el agua, emitiendo un quantum de energía que estimula los puentes de hidrógeno. Como resultado, éstos se vuelven más activos, lo que se traduce en un mejor transporte de nutrientes para los cultivos y en una mejora significativa del aprovechamiento de los nutrientes presentes en el sustrato. “El agua es un bien escaso cada vez más maltratado, por ello es fundamental la contribución de la nanotecnología en su mejora y sostenibilidad”, explica Javier Llanes, CEO de Nanolabs.

La finca donde se ha realizado el estudio tiene una superficie invernada de 8.000 m2. El mecanismo instalado por Nanolabs ha consistido en dos equipos de dos campanas que se han instalado dentro de una balsa de riego cerrada de 500.000 litros. “Este sistema no solo es aplicable al sector agrícola, sino también a los zumos o a empresas con problemas de agua sucia”, apunta Llanes, quien considera que “la nanotecnología aún tiene mucho que decir, estamos solo al comienzo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here