Gigapixel Reina Sofia

Hace dos años, el Museo Reina Sofía y Telefónica presentaron una iniciativa para que el Guernica (Pablo Picasso, 1937) se mostrara ante la población como algo más que un cuadro. Y no por su simbología: mediante las nuevas tecnologías, una de las obras pictóricas cumbre del siglo XX se explicaba a través de archivos online, itinerarios interactivos y de Gigapíxel, una herramienta que prometía mostrar al cuadro de una forma única. “Hasta el más mínimo detalle del lienzo” se podía ver gracias a su potente zoom, aseguraban. Ahora, la tecnología ultra-HD mejorada de Gigapíxel se ha recuperado y mejorado en "días difíciles para la cultura".

De hecho, Gigapíxel se presenta completamente renovada con diez nuevas obras –todas pertenecientes a la colección del Reina Sofía– a las que “se les irán sumando otras con el tiempo”, anuncian. Una herramienta tan potente no se podía desaprovechar, y desde la pinacoteca aseguran que en todas ellas “el público podrá descubrir detrás de cada pintura aspectos desconocidos hasta ahora para el espectador: los cambios de composición, los soportes, las restauraciones sucesivas, e incluso bocetos anteriores al trabajo final”.

“Mostrar al visitante de la web los resultados de esta línea de trabajo que se viene desarrollando desde hace tiempo, supone para el Museo, como institución pública que es, dar cumplimiento a algunos de sus principales objetivos. El que este proyecto vea la luz, va a suponer un acicate más para seguir profundizando en la investigación técnica sobre el conocimiento de las obras, esencial para mejorar nuestros criterios de actuación para preservar y mostrar nuestras colecciones y permitirá al público explorarlas desde una nueva perspectiva”, declara Jorge García Gómez-Tejedor, responsable del Área de Conservación y Restauración del Reina Sofía.

Gracias a un robot de ejes cartesianos (9 m. de largo y 3,5 m. de ancho) que se sitúa a un metro de distancia del cuadro, en paralelo, para poder analizar con sensores y cámaras las obras y convertidas en imágenes ensambladas, Gigapíxel permite comparar distintos tipos de luz en la misma pintura. Entre las mejoras respecto a su modelo anterior, desde el Reina Sofía destacan que “se desplaza delante de las obras con una precisión de 25 micras e incorpora diferentes sensores y cámaras que, durante el proceso de digitalización del cuadro, aportan millones de imágenes en altísima resolución y datos absolutamente precisos”.

El mismo Jorge García ya explicó en la presentación de ‘Repensando Guernica’ que esta tecnología permite “explorar visualmente con un potente zoom hasta el más mínimo detalle del lienzo, gracias a la imagen de mayor resolución que se ha creado jamás de una obra de arte y ahondar tanto en su proceso de creación como en su estado de conservación”. 

Pero ahora, dos años después, el nuevo sistema permite que la macrofotografía con luz visible pueda “acercar con minuciosidad al espectador a la técnica del artista y documenta con exactitud el estado de conservación de la capa pictórica”. Además, los estudios con infrarrojos “penetran en la superficie del cuadro y analiza las capas intermedias descubriendo dibujos subyacentes, modificaciones en la composición o detalles ocultos como firmas o inscripciones. 

Y, a su vez, “la luz ultravioleta identifica elementos ajenos a la obra original, como repintes o añadidos, mientras que el examen con rayos X aporta información sobre la estructura tridimensional del cuadro y profundiza en todos los estratos de la obra. La observación del reverso de las obras también proporciona información como fechas, material y antigüedad del lienzo, procedencia y lugares en los que ha estado, o permite determinar posibles restauraciones”, explican.

Las diez obras elegidas

Femme à la guitare (Mujer con guitarra), 1917, de María Blanchard; Autorretrato cubista, 1923, de Salvador Dalí; Le gitan (El gitano), 1915, de Robert Delaunay; Nativité (Natividad), 1947, de Wifredo Lam; Les fumeurs (Los Fumadores), 1923, de André Masson; Femme, oiseau, étoile (Homenatge a Pablo Picasso) (Mujer, pájaro y estrella -Homenaje a Picasso-), 1966-1973, de Joan Miró;  Mujer en azul, 1901, y Guernica, 1937, de Pablo Picasso;  Un mundo, 1929, de Ángeles Santos; y La tertulia del Café de Pombo, 1920, de José Solana.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here