mujeres stem

La Industria 4.0 está impulsando grandes cambios en los sistemas de producción y en las relaciones laborales dentro de las compañías. Esto implica la aparición de nuevos puestos de trabajo que antes no existían. El mercado demanda profesionales en áreas como las ingenierías y las ciencias, lo que se conoce como las vocaciones STEM. En este terreno se necesitan más mujeres, según ha concluido la jornada 'Mujeres STEM: Industria 4.0 y Transformación Digital' organizada por la Fundación ASTI y la Escuela de Gobierno de la Universidad Complutense de Madrid.

Ambas entidades han reunido a mujeres líderes de diferentes empresas del sector que han coincidido en la necesidad de producir cambios en la cultura empresarial. "El COVID-19 nos ha situado en un cambio de paradigma y un reto continuo", expone Mariola Martínez, CEO de CHC Energía. Su empresa, especializada en la comercialización de energía eléctrica, fue fundada en el peor momento de la crisis financiera (en 2009). Ahora se encuentra inmersa en otro gran desafío: abordar el cambio tecnológico sin deshumanizar las relaciones.

"La velocidad del cambio es abrumadora y no somos capaces de predecirlo. Como decía Abraham Lincoln, 'el mejor camino para predecir el futuro es crearlo'. Y en eso estamos ahora, en generar cultura interna empresarial para afrontar los cambios", añade Martínez. En esta construcción del futuro, Mariella Graziano, Executive Director Space Systems and Robotics de GMV, tiene claro que la innovación debe ser global pero sostenible. "El avance tecnológico no puede dejar fuera al ser humano", avisa.

Para Graziano, el talento debe formar parte del eje estratégico de las compañías. "La revolución tecnológica solo se puede hacer cuando el ser humano tiene talento y acepta los cambios", apunta. En este sentido, el concepto de cooperación se convierte en uno de los grandes aliados de la transformación digital para las empresas, como sostiene Ana Del Val, directora de Recursos Humanos de L’Oreal Operations Burgos.

"Empresas, pymes, instituciones, universidad, emprendedores… Estamos todos dentro de la llamada Industria 4.0". Aunque avisa que "no hay que renunciar a la esencia". La digitalización, continúa, "tiene que estar a nuestro servicio como ser humano y hacer al planeta más sostenible". Su homóloga en Correos, Elena Fernández, ha aprovechado la jornada para reivindicar un mayor papel de los departamentos de recursos humanos en las empresas.

"No pueden ser departamentos estanco", considera la subdirectora de Relaciones Internacionales, RSC y Sostenibilidad, a lo que añade: "cuanto mayor sea nuestro papel [en referencia a los responsables de recursos humanos] en los proyectos digitales mayor progresión tendrán las empresas y más facilidad para afrontar los cambios".

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here