[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

mira, la plataforma de cuidado personal para mujeres que apuesta por ingredientes veganos y sostenibles

La startup fundada por Elena Nieberding trabaja con formulación propia, lo que le permite seleccionar minuciosamente a sus proveedores y supervisar la compra de todos los ingredientes justo antes de su fabricación
mira
La emprendedora Elena Nieberding. A la derecha, uno de los productos de su startup mira.

Elena Nieberding se sentía "agobiada por una vida sin pausa", como ella misma recuerda. Decidió meterse en el mundo del emprendimiento con un propósito claro: animar a las mujeres a cuidarse. "Hemos normalizado el vivir agotadas, aunque si algo bueno ha traído la pandemia es que la salud está por encima de todo", reflexiona la fundadora de mira, plataforma de cuidado personal que ofrece a las mujeres información de calidad, contenidos inspiracionales y productos que extraen de la naturaleza aquellos elementos cuyos principios activos les ayudan a sentirse bien y plenas de energía. "Y siempre con una visión sostenible y responsable", añade Nieberding.

mira trabaja con formulación propia, lo que le permite seleccionar minuciosamente a sus proveedores y supervisar la compra de todos los ingredientes justo antes de la fabricación para garantizar su calidad, pureza, y composición. Toda la producción se realiza en España. "Dedicamos mas del 60% de nuestro portal a desgranar cada elemento e ingrediente. Es decir: qué encontramos en cada producto. No se suele encontrar esta información en otros productos de la competencia", asegura Nieberding, para quien el valor diferencial de su negocio es "la transparencia y la rigurosidad".

El producto de la firma, mira Essential, es un multivitamínico formulado por y para mujeres que aúna en una sola cápsula diaria diez nutrientes clave como el folato, las vitamina D3 o B12, o el Omega 3 DHA, para dar respuesta a las carencias más comunes en la mujer. Su característica principal es que todos ellos proceden de fuentes veganas. Por ejemplo, el omega-3 DHA no proviene de pescado, sino de la fermentación de la microalga Shizochytrium, cultivada en Francia; y la vitamina D3 procede de líquenes, y no de lanolina de oveja.

El producto está disponible en toda España y gran parte de la Unión Europea con modelo que la startup denomina D2C, ‘Direct to Consumer’. Este consiste en la compra por producto individual y por suscripción mensual para crear un hábito de uso. "Somos muy jóvenes y de momento tenemos unos cientos de clientas, pero la tasa de recurrencia es muy alta: más del 80% de las clientas, con y sin suscripción, han repetido compra, lo cual es muy motivador y ofrece muy buenas perspectivas", subraya Nieberding.

mira mantiene un compromiso firme con la sostenibilidad, desde la selección de los ingredientes, elegidos por su calidad a proveedores de proximidad, en su mayoría europeos, hasta su apuesta por un sistema ‘refill’ que incluye un envase de cristal en el  primer pedido y se va rellenando en los sucesivos para minimizar el impacto ambiental. Para los envíos evitan los plásticos de un solo uso, utilizando cartón reciclado y bolsas compostables. "Llevamos poco tiempo, pero tenemos clientes desde el primer momento y eso siempre es buena señal", concluye la emprendedora.

Recomendadas