Mejorando la atención a los pacientes con experiencias sonoras

experiencias sonoras atencion pacientes

El Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y Sónar+D se han unido para mejorar la atención del paciente. Para ello, han colaborado en la grabación de una pieza de audio inmersivo. Al reproducir en 360º los sonidos del hospital que perciben los enfermos, la idea es situar al personal sanitario al otro lado y ponerse en la piel de quien se somete a una intervención quirúrgica o está ingresado para fomentar la empatía entre profesionales de la salud y paciente.

Para ello esta grabación, de dos minutos de duración y creada para ser escuchada con auriculares, reproduce los sonidos habituales de un hospital. Eso es posible gracias al sonido binaural, una técnica de grabación en 360º que permite percibir los sonidos de nuestro alrededor en tres dimensiones y de manera realista. De esta forma, el Hospital Vall d’Hebron ya ha adelantado que desde ahora, todos los nuevos profesionales y residentes que se incorporen experimentarán esta sensación para alinearse con las necesidades del paciente.

El objetivo de la pieza pasa por colocar al paciente en el centro de la estrategia de la atención sanitaria para mejorar y favorecer la relación entre médicos y enfermos. Todo ello usando una tecnología emergente como es el el audio 3D e inmersivo. En este sentido César Velasco, director de Gestión Integral e Innovación del Hospital Vall d’Hebron, ha indicado que “participar en procesos de cocreación es fundamental. Nuestros profesionales sanitarios han trabajado con artistas sonoros y expertos”. En la misma línea Ventura Barba, director ejecutivo de Sónar+D, ha puesto en valor cómo proyectos de este tipo son capaces de “conectar profesionales e ideas de diferentes ámbitos de la creatividad, la ciencia o la innovación tecnológica para desarrollar proyectos que exploran nuevos futuros”

Selección de los ruidos

La pieza sonora, desarrollada por Intorno Labs y el arquitecto sonoro Pedro Alcalde, incluye sonidos de todo tipo, que conforman el día a día de un hospital: puertas, ascensores, camillas, conversaciones, pitidos y sonidos de la maquinaria hospitalaria, etc. Es decir, que hay sonidos vinculados tanto a situaciones y lugares como a aparatos, voces o ropa. Todos ellos son ruidos característicos de un hospital y fácilmente identificables por el personal sanitario y la idea es que, al estar todos juntos y descontextualizados, ayuden al profesional a darse cuenta de todo lo que escucha el paciente.

Según ha explicado Alcalde, “la principal dificultad del proyecto es que el material sonoro de un hospital es común a médicos, a enfermeras y a pacientes. Es solo su escucha la que es diferente”. Por ello han recurrido a la tecnología binaural y “a un elaborado proceso de re-estratificación sonora hemos construido cuatro secciones entrelazadas que  marcaran una posible experiencia sonora del paciente. Para ello hemos elegido conceptos como distopía sonora, hyper-escucha o, incluso, para acabar, la calma regulada de una espera”.

Por su parte Ludovico Vignaga, director de Intorno Labs, ha resaltado que otro de los retos más importantes ha sido “evidenciar la diferencia de estado mental y físico que el paciente tiene respeto a los médicos. La idea de utilizar una tecnología binaural fue muy valiente. En un mundo tan de imágenes y palabras, a veces nos olvidamos de la potencia del sonido puro”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here