Santander

Vincenç Martínez: “La medicina genómica va a transformar todo lo que hemos visto”

Junto a otros expertos, el director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad habla sobre la urgencia de implementar esta especialidad
medicina genomica
Vincenç Martínez, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad. (Imagen: Fundación Ramón Areces)
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La Fundación Ramón Areces y la Asociación Española de Genética Humana han organizado un debate sobre lo que consideran una “urgencia” en España: la especialidad genética clínica. El Ministerio de Ciencia e Innovación anunció el pasado mes de septiembre la puesta en marcha de la Estrategia de Medicina Personalizada. En dicha estrategia va a jugar un papel crítico la Medicina Genómica, donde los especialistas de Genética Clínica serían los profesionales claves en el Sistema Nacional de Salud para lograr la traslación del conocimiento genético a la práctica clínica, en la mejora de la prevención, el diagnóstico y la respuesta a los tratamientos.

Vincenç Martínez, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, cree que se está pasando de lo que es pura investigación a la clínica. “Pienso que toda la medicina genómica va a transformar todo lo que hemos visto. Va a quedar como una medicina convencional y tradicional a lo largo de poco tiempo. Los avances en medicina son cada vez más acelerados y, por tanto, esto está cogiendo velocidades de vértigo. Estamos pasando de lo que es investigación, ciencia y asistencia a asistencia con nuevas investigaciones”. 

Según él, se van a agrupar de forma distinta las enfermedades, las patologías. Lo harán de tal forma que tendrá nada que ver con la medicina que se ha estudiado hasta ahora. “En este sentido, tenemos que hacer un cambio y el cambio pasa por la universidad, que me gustaría que estuviera un poquito más en el tema, porque es fundamental. Y pasa también por lo social, porque todo esto tiene que ir a los ciudadanos”. 

Para Martínez, se necesita de expertos en medicina genómica. “Haremos un MIR en genética y, además, estamos elaborando la idea de no solo tener médicos especialistas, sino que los médicos tengamos una formación especial”, ha anunciado.

Un reto “diferente”

Raquel Yotti, directora general del Instituto de Salud Carlos III, ha querido hacer hincapié en que la medicina de precisión, la medicina genómica, tiene que ver con la implementación, con la transformación de la forma en la que hacemos medicina. Algo que es importante incorporar en el sistema sanitario. “Desde un organismo científico, como el nuestro, a lo largo de una década se han financiado investigación del más alto nivel. Quiero decir que, en España, tenemos líneas de investigación y grupos de investigación punteros, potentes, en el ámbito del descubrimiento, del conocimiento del genoma y de sus posibles implicaciones en el desarrollo también de biomarcadores”. 

Por tanto, estas capacidades científicas existen, y existen programas específicamente dedicados a su fomento que, además, consiguen que se tenga una mayor capacidad de obtener fondos a nivel de programas de la Unión Europea, como Impact. “Ahora hay un reto diferente, ya no se trata de continuar financiando proyectos de investigación, que continuaremos, sin lugar a dudas, e incrementaremos ese esfuerzo. Pero Impact se orienta de una manera distinta, se orienta a la utilización de las capacidades científicas preexistentes a su fortalecimiento y a su orientación para las necesidades del sistema sanitario y de sus pacientes, de manera que pueda ser un vector de cambio. Que sea una palanca”.

Sacyr

“O la medicina del futuro es así o no será posible"

Por su parte, Juan Cruz Cigudosa, investigador genetista y consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital del Gobierno de Navarra, lo tiene claro: “O la medicina del futuro es así o no será posible”. Él cree que es importante poner en contexto todo lo que está ocurriendo estos últimos años. Y es importante tener en cuenta que cada vez somos se es más consciente de que esta materialización, de que la medicina de precisión, la medicina personalizada, la medicina genómica, es un camino que no es “obviable”.

“Esta nueva visión de cambiar la medicina es una tarea en la que estamos todos implicados. La necesidad que tenemos de que exista una medicina personalizada implementada tiene tres elementos básicos. Es una necesidad que coincide con la necesidad de que existan estas carencias a nivel de especialidad clínica reconocida y asentada en el Sistema Nacional de Salud”. 

La primera tiene que ver con los pacientes, ya que todavía hay un problema de recorrido de diagnóstico elevado, que muchas veces parte de que hay una especie de atención genética más centrada en el problema que en el paciente, ha explicado.

También una necesidad que cubrir, que es la de los profesionales. “La gente que hace medicina genómica asistencial en los centros de salud, en los hospitales, generalmente padece una situación de desamparo retributivo, desamparo de reconocimiento legal de su profesión… y eso compromete el buen funcionamiento de las cosas. Sobre todo, porque esa falta de reconocimiento les impide estar en la gobernanza de los centros. La gobernanza es lo que determina el futuro de la transmisión de la salud. Por lo tanto, es importante darles voz”, ha asegurado.

Y, por último, también es importante la transferencia. Los equipos multidisciplinares son la base de cualquier tipo de progreso, pero el equipo multidisciplinar "tiene que estar compartido con personas que se sientan a gusto con él”, ha señalado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Suscribete a nuestra newsletter semanal